Secciones
Un estudio publicado recientemente en internet señala virus y enfermedades altamente fatales que pueden terminar con la vida de una persona en tan sólo cuestión de unas horas. Aquí te presentamos las que podrían ser las enfermedades más letales.
Insólito

INSÓLITO: Las 7 enfermedades que te pueden matar en menos de 24 horas

Un estudio publicado recientemente en internet señala virus y enfermedades altamente fatales que pueden terminar con la vida de una persona en tan sólo cuestión de unas horas. Aquí te presentamos las que podrían ser las enfermedades más letales.

por LaVerdad

Un estudio publicado recientemente en internet señala virus y enfermedades altamente fatales que pueden terminar con la vida de una persona en tan sólo cuestión de unas horas. Aquí te presentamos las que podrían ser las enfermedades más letales.

Un estudio publicado recientemente en internet señala virus y enfermedades altamente fatales que pueden terminar con la vida de una persona en tan sólo cuestión de unas horas. Aquí te presentamos las que podrían ser las enfermedades más letales.

Existen miles de enfermedades que afectan a los humanos en el mundo, pero hay algunas cuya progresión es tan rápida que tienen el potencial de terminar con la vida de una persona en tan solo 24 horas. La gran mayoría de ellas se caracterizan por un inicio repentino con fiebre, dolor de cabezas, náuseas y vómito. Las enfermedades mostradas a continuación son de las más letales:

Enfermedad de Chagas

Se trata de una infección causada por el parásito T. cruzi que se transmite principalmente por contacto con heces u orina infectadas de insectos, triatomíneos que se alimentan de sangre.

En la mayoría de los casos no hay síntomas o estos son leves e inespecíficos. Sin embargo, con el paso de los años, la infección puede causar muerte súbita por arritmias cardiacas o insuficiencia cardiaca progresiva.

Peste bubónica

También conocida como peste negra, la peste bubónica se propaga por la picadura de pulgas infectadas por la bacteria Yersinia pestis y se caracteriza por la hinchazón dolorosa de los ganglios linfáticos.

Los síntomas aparecen repentinamente, por lo general de dos a cinco días después de la exposición a la bacteria. Estos son fiebre y escalofríos, malestar general, dolor de cabeza y muscular, convulsiones e inflamación constante de los ganglios linfáticos.

Al evolucionar y diseminarse en los pulmones, puede causar una forma más grave de la enfermedad denominada peste neumónica. Sin embargo, en ausencia de tratamiento, señala la OMS, tiene una tasa de letalidad del 30 al 60%.

Ébola

Es una enfermedad grave transmitida por contacto estrecho con órganos, sangre, secreciones u otros líquidos corporales de personas infectadas.

El ébola se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolores musculares, de cabeza y garganta. Seguido por vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática, y en algunos casos hemorragias internas y externas.

Según la OMS, actualmente no hay ningún tratamiento de eficacia demostrada aunque se están evaluando diversas formas de hemoterapia, inmunoterapia y farmacoterapia.

Dengue

Es una infección viral que se transmite por la picadura de mosquitos del género Aedes Aegypti, presente en los climas tropicales y subtropicales de todo el planeta.

La infección es causante de fiebre elevada, dolor de cabeza, muscular y articular, aumento de los ganglios linfáticos, náuseas, sarpullido y vómito.

En casos graves, señala el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el dengue puede convertirse en el dengue hemorrágico, cuando la sangre no fluye a los órganos principales del cuerpo, lo que puede causar la muerte.

Enerovirus D68

Este virus se propaga a través de fluidos en las vías respiratorias como saliva, fluidos nasales y flemas. Los síntomas incluyen fiebre, secreción nasal, estornudos, tos y dolor muscular.

Los bebés y los niños pequeños tienen mayor riesgo de padecer esta enfermedad, aunque suele agravarse en menores con problemas asmáticos. Estos pueden presentar dificultades para respirar y sibilancia (sonido silbante y chillón durante la respiración).

Actualmente no se dispone de ninguna vacuna ni tratamiento específico para la infección por el Enterovirus D68, de acuerdo con la OMS.

Cólera

Causada por la bacteria Vibrio Cholerae, el cólera se caracteriza por diarreas acuosas y de inicio súbito con un número de evacuaciones superiores a ocho por día, aproximadamente, y deshidratación rápida.

Además de presentar cólicos abdominales, letargo, frecuencia cardiaca acelerada y vómito. Estos, sin embargo, suelen aparecer entre 12 horas y cinco días después de la ingesta de alimentos contaminados.

Pese a los síntomas, el cólera es una enfermedad que se cura fácilmente. Sin embargo, ante la falta de un tratamiento oportuno, puede ocasionar un choque hipovolémico y hasta la muerte.

Meningitis meningocócica

La Meningitis meningocócica es una infección bacteriana grave de las membranas que rodean el cerebro y la médula espinal. Se caracteriza por un inicio repentino con fiebre, dolor de cabeza, náuseas, vómito y rigidez en la nuca.

Esta enfermedad es más común en lactantes y niños, aunque también afecta a personas con el sistema inmunitario débil o en estado de desnutrición. Se transmite a través de secreciones respiratorias o de la garganta.

Incluso cuando se diagnostica tempranamente y recibe tratamiento adecuado, un 5 a 10% de los pacientes fallece, generalmente en las primeras 24 horas tras la aparición de los síntomas, señala la OMS.

Te puede interesar: INSÓLITO: Facebook está construyendo un palacio de memoria virtual a partir de tus fotos

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Temas

Comentarios