Secciones
James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena
Insólito

INSÓLITO: James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena

Este insólito, pero real caso se remonta a 1891, cuando James Bartley tuvo que pasar 36 horas dentro de una ballena tras un desafortunado accidente.

por LaVerdad

James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena

James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena

En 1891, ocurrió un insólito hecho, que se transformó en leyenda. James Bartley era un experimentado marinero inglés que realizó su primer viaje a bordo del ballenero “The Star of the East”. Al situarse frente a la costa de las Islas Malvinas, los arponeros avistaron un cachalote.

Desde el barco, echaron al agua dos botes más pequeños para acercarse a la ballena y apresarlo. Cuando se encontraban más cerca, un arponero atravesó el cuerpo del cetáceo con un arpón submarino. El animal se agitó violentamente por el dolor, y de un gran golpe volcó uno de los botes.

James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena
James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena

Apremiados por la situación, los tripulantes del bote restante se apresuraron a rescatarlos, y pudieron salvar a todos, excepto a dos de ellos, entre los que se encontraba el marinero Bartley. Después de una intensa búsqueda sin obtener resultados, se pensó que se habían ahogado.

El cachalote murió, y tras conducirlo a la costa, comenzaron a abrirlo. Allí, se encontraron con un insólito bulto en el interior del estómago de la ballena. Asombrosamente ¡Era James Bartley! Estaba vivo, aunque muy pálido. Lentamente se mejoró y al poco tiempo puedo contar con sus propias palabras lo hechos.

James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena
James Bartley, el hombre que vivió dentro de una ballena

Bartley estuvo 15 horas dentro de la ballena

“Me percaté de que me tragaba una ballena. De pronto me encontré en un saco mucho mayor que mi cuerpo, pero a oscuras. Sentí un fuerte dolor de cabeza y mi respiración se hacía muy difícil” mencionó el marinero. De igual forma dijo que dentro del animal hacía un calor insoportable.

“Intenté incorporarme, mover los brazos, la cabeza, las piernas, chillar, pero me resultaba imposible. Por fin, gracias a Dios, perdí el conocimiento” concluyó Bartley. Fueron en total quince horas las que permaneció en el estómago de la ballena hasta que sus compañeros lo rescataron.

Te puede interesar: ¡Increíble! Ballena se traga a buzo y “escupe” ileso en playa cercana

Escépticos tildan de imposible esta historia ya que supuestamente atenta contra las leyes biológicas, pero al parecer sucedió. ¿Cómo pudo alguien seguir con vida después de ser tragado por un enorme cachalote?… ¡El hecho, hoy en día, todavía es uno de los misterios más grandes!

Temas

Comentarios