Secciones
Historias de terror: La calle de Tres Cruces
Insólito

Historias de terror: La calle de Tres Cruces

Esta historia de terror es de Zacatecas, México, y sucede en la plaza principal del centro histórico de ese poblado, "la calle de tres cruces" te causará asombro.

por LaVerdad

Historias de terror: La calle de Tres Cruces

Historias de terror: La calle de Tres Cruces

Al final de lo que es la actual calle de San Francisco, muy cerca de la plaza principal del centro histórico zacatecano, vivió una vez un hombre llamado Don Diego de Gallinar. Él era un tipo acaudalado y su vivienda, una hermosa casona de tres pisos. Allí habitaba con su sobrina Beatriz Moncada, de la cual era tutor. La muchacha no tenía permitido ir a fiestas, ni salir a otro lugar que no fuera la Iglesia.

Historias de terror: La calle de Tres Cruces
Historias de terror: La calle de Tres Cruces

La calle de Tres Cruces

Su tío quería casarla con su único hijo, Antonio, quien se había ido al puerto de Veracruz para combatir a los piratas. Y es que, como Beatriz era heredera de la gran fortuna de sus padres, Don Diego se complacía al pensar que una vez que estuviera unida a su primo, la fortuna familiar permanecería en sus manos.

Lo único que lo inquietaba era la misteriosa melodía de violín que desde hacia varias noches, escuchaba afuera de su casa, no bien acababan de repicar las campanadas de la media noche.

Poco sospechaba que el responsable de la canción, era un joven indígena de nombre Gabriel García, quien se había enamorado de Beatriz al cruzarse con ella en la misa de domingo. La joven solía subir hasta el mirador para escuchar la serenata, correspondiendo con toda su alma a los sentimientos de aquel muchacho humilde.

Historias de terror: La calle de Tres Cruces
Historias de terror: La calle de Tres Cruces

Cierta noche, Don Diego decidió retirarse a dormir más tarde y siguió a su sobrina. El hombre estalló en cólera a descubrir a Gabriel y percatarse de las intenciones que tenía con la jovencita.

—¡Indio malnacido y cobarde! ¡Largo de mi casa si no quieres que te eche a la fuerza! ¡Y no se te ocurra volver a ver a Beatriz!

Gabriel, insultado por sus crueles palabras, desenvainó su espada y lo retó a pelear. Don Diego, indignado por su insolencia, no osó rechazar el duelo.

En su afán de herir el indio, se lanzó contra él con furia, incrustándose en el pecho la espalda de Gabriel y quedando inerte en el piso. El joven se horrorizó al darse cuenta de que lo había matado. No vio cuando uno de los sirvientes del hacendado salió de la casa para clavarle un puñal por la espalda.

Historias de terror: La calle de Tres Cruces
Historias de terror: La calle de Tres Cruces

En lo alto del mirador acristalado, Beatriz, al ver los cuerpos de su amado y de su tío asesinados, perdió la consciencia. Su cuerpo cayó atravesando el cristal y se estrelló contra el pavimento, muriendo al instante.

Te puede interesar: Historias de terror: La leyenda de las gemelas

Al día siguiente se marcaron tres cruces de cal en el lugar en el que habían estado los cadáveres. Esto ocurrió un 2 de Noviembre de 1763 y es por eso que a la presente calle, se le llama «La Calle de las tres Cruces». De vez en cuando, cuentan, se puede ver a los fantasmas de los fallecidos y como la fatídica escena de sus muertes se repite desde la mansión.

Temas

Comentarios