Secciones
El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos.
Insólito

El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos

El insólito caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos sigue causando temor y repulsión entre todos aquellos que se atreven a leer la historia.

por LaVerdad

El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos.

El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos.

Claudia Mijangos Arzac nació un 25 de mayo de 1956 en Mazatlán, Sinaloa, se cuenta que en su vida nunca le faltó nada, se dice que cuando murieron sus padres ella recibió una cuantiosa fortuna, razón por la cual decidió cambiar su lugar de residencia. Estudió la carrera de comercio; en su adolescencia fue elegida como reina de belleza en un concurso realizado en Mazatlan, Sinaloa.

Al poco tiempo de morir sus padres, ella decidió casarse en 1972 con Alfredo Castaños Gutiérrez, quien era empleado bancario; después se trasladaron a la Ciudad de Querétaro. De este matrimonio nacieron sus tres hijos: Claudia María, Ana Belén y Alfredo.

Era una familia bastante conservadora y muy allegada a la religión católica (Claudia daba clases de catecismo), sin embargo, se dice que Alfredo era de un carácter posesivo y dominante, razón por la cual, comenzaron a surgir demasiados problemas aunados a los problemas psicológicos que comenzó a sufrir Claudia

Se comentaba que los ataques psicóticos eran demasiado fuertes y frecuentes, ella aseguraba que veía ángeles, demonios y que escuchaba voces todo el tiempo.

El insólito caso de La Hiena de Querétaro

Poco tiempo después se divorció y se obsesionó con el padre Ramón, quien daba clases en donde sus hijos estudiaban. Tras una discusión con Alfredo, ocurrida el 24 de abril de 1989, se dice que Claudia tuvo un ataque severo de psicosis, fue a la cocina y tomó tres cuchillos.

Su primer víctima fue su hijo Alfredo de 6 años de edad, a quien le cortó casi por completo la mano izquierda, por los gritos, las hermanas del pequeño despertaron y pidieron a su madre que se detuviera, pero ésta tomó otro cuchillo y apuñaló seis veces a la hija mayor. Sin embargo, ella logró salir del cuarto para pedir ayuda, los gritos alertaron a los vecinos. Finalmente, apuñaló en el corazón a su hija Ana Belén, de 9 años.

Incluso horas antes de cometer el crimen le habló por teléfono a una amiga llamada Verónica, diciéndole cosas extrañas, entre ellas: “Mazatlán ha desaparecido, no queda nada, todos están muertos”. Pero como era de madrugada la amiga no le dio mucha importancia.

asesinatos queretaro casas insolito
El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos.

A primera hora, Verónica se presentó en el domicilio de su amiga y se encontró con un grotesco escenario: sangre por toda la casa y los cuerpos de los 3 niños asesinados, mientras que Claudia estaba inconsciente, bañada en sangre.

Tras el estado de shock en el que quedó Mijangos, fue internada en un hospital para tratar sus heridas. Luego de varias horas de permanecer sedada, despertó y aseguraba no recordar nada de lo sucedido. Los exámenes periciales confirmaron que no hubo ningún otro implicado en el caso, más que Claudia Mijangos.

asesinatos queretaro casas insolito
El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos.

Después de los asesinatos, la casa quedó completamente abandonada, se dice que fue utilizada para ritos satánicos y servía como refugio para los pandilleros; fue entonces cuando el gobierno decidió bardearla para dejarla sin acceso a vecinos y visitantes.

Se le realizaron diversos exámenes psiquiátricos a Mijangos y se determinó que padecía esquizofrenia, depresión y epilepsia del lóbulo temporal, por lo que fue declarada inimputable, es decir que no merecía castigo, sino una “medida de seguridad” de 30 años internada en el pabellón psiquiátrico del reclusorio de Tepepan en la Ciudad de México.

El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos
El INSÓLITO caso de La Hiena de Querétaro y la Casa Mijangos.

Te puede interesar: INSÓLITO: Mamá estranguló a su hijo tras hartarse de verlo jugar en su celular

Hoy día, Claudia asegura no estar loca, y ha pedido a su hermana Jessica y a su abogado, que le ayuden a recuperar la casa (valuada en 2.5 millones de pesos) en donde cometió los crímenes ya que desea pasar ahí sus últimos días de vida, o bien, vender la casa e irse a otra colonia.

Temas

Comentarios