Insólito

El Barón de Rais, el primer pedófilo y asesino en serie de la historia (INSÓLITO)

El Barón de Rais, el primer pedófilo y asesino en serie de la historia (INSÓLITO)

Gilles de Rais, o el Barón de Rais, sentía placer abusando sexualmente de niños mientras estos morían. Los torturaba, los abría y los dejaba desangrarse mientras satisfacía sus depravados deseos sexuales.

Por La Verdad

22/12/2019 07:54

EL BARÓN DE RAIS, ASESINO Y PEDÓFILO

Gilles de Rais fue un prolífico asesino serial francés que vivió en el siglo XV. Tras recibir una enorme herencia en su juventud se dedicó a una vida de excesos, brujería, orgías y a una obsesión impresionante con el sexo y la muerte.

La desgracia y el horror comenzaron cuando Gilles contrató a una mujer que convencía a niños y niñas para que fueran de visita a alguno de sus lujosos castillos, y fue entonces cuando, de acuerdo a los rumores de la época, cada vez que el barón de Rais visitaba alguna de sus propiedades, niños del área comenzaban a desaparecer.

Durante el juicio en su contra, uno de sus sirvientes hizo la siguiente declaración: 

“A veces les cortaba la cabeza; otras, solo la garganta, y en otras ocasiones les rompía el cuello a golpes. Después de que las venas estaban cortadas para que languidecieran mientras su sangre se derramaba, Gilles a veces se sentaba en las barrigas de los niños y sentia placer. Inclinándose sobre ellos, los veía morir."

Durante su juicio y para evitar ser torturado, el Barón decidió confesar sus asesinatos

Otras fuentes narraron cómo Gilles abría los cuerpos de los menores y tenía relaciones sexuales con ellos mientras los cadáveres seguían calientes. Los historiadores de Francia refieren que incluso los sirvientes del barón de Rais fueron torturados.

MANDABA A QUEMAR LOS CUERPOS DE LOS NIÑOS

Cuando fue sentenciado a morir del mismo modo, o sea torturado, Gilles de Rais prefirió confesar todos sus crímenes. 

Dijo que había sodomizado a los niños mientras estaban agonizando, sentía placer besando niños que ya estaban muertos y juzgando cuál de ellos tenía la cabeza más bella. Luego, ordenaba a sus sirvientes que quemaran los cuerpos hasta reducirlos a cenizas.

Te puede interesar: "El diario de un niño que tenía un amigo imaginario"; la historia de terror de un asesinato

Por todos estos crímenes, el barón de Rais fue condenado a ser ahorcado y quemado en público, tal como solía hacerse en aquella época. Se calcula que Gilles de Rais mató entre 80 y 200 niños.

Por haber asesinado y violado entre 80 y 100 niños, el Barón de Reis fue sentenciado a morir ahorcado y a ser quemado

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana.