Secciones
Los astronautas de la Estación Espacial Internacional celebraron la Navidad horneando una galleta en un nuevo horno.
Insólito

Astronautas celebran Navidad en el espacio y hornean galleta para probar un horno

La galleta será enviada a la Tierra para ser analizada tras un experimento que aprovechó la Navidad para que los astronautas probaran un nuevo horno. 

por La Verdad

Astronautas celebran Navidad en el espacio y hornean galleta para probar un horno

Astronautas celebran Navidad en el espacio y hornean galleta para probar un horno

La capacidad de los astronautas para preparar sus propios alimentos en el espacio ha sido hasta cierta forma limitada por la falta de gravedad, motivo por el cual la mayoría de las misiones suelen llevar comida sellada y lista para consumir. Es así que agencias espaciales como la NASA han desarrollado con los años toda clase de menús, desde los más sencillos hasta algunos que han servido como cena de Navidad.

En la actualidad se ha desarrollado y experimentado con todo tipo de tecnología que permita cocinar en el espacio ya que por años la opinión de los astronatuas ha sido que la comida provista para las misiones, sin importar que tan bien pensada y preparada sea, no logra reemplazar el sabor y la frescura de los alimentos recién cocinados.

Es así que en las pasadas vísperas de Navidad tripulantes de la Estación Espacial Internacional (EEI) dieron un paso más en esta búsqueda tras hornear una galleta mediante un nuevo recipiente especial que tiene la capacidad de operar en condiciones de gravedad cero. La noticia fue compartida por los astronautas Christina Koch (NASA) y Luca Parmitano (Agencia Espacial Europea) en una publicación de Twitter. 

Lamentablemente en esta ocasión la tripulación de astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional se quedó con las ganas de probar el postre horneado ya que la galleta fue puesta dentro de un congelador donde permanecerá sellada hasta que sea enviada a la Tierra para analizar que tal fue el desempeño del nuevo horno.

Te puede interesar: Insólito: jóvenes crean el Museo de la Resaca y esto es lo que exponen

El horno utilizado durante este experimento es conocido como “Zero G Oven” y consiste de un pequeño recipiente especial de forma cilíndrica cuyo interior puede cocinar alimentos al generar temperaturas de hasta 363,3 grados centígrados. A pesar del impresionante avance tecnológico y de haber operado, al parecer, sin complicaciones el horno tiene por el momento la capacidad de hornear solo una galleta por ciclo.

Únete a nosotros en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Temas

Comentarios