Secciones
Influencers

Ya todo va agarrando forma sin sorpresa alguna. Así es la política nacional y viene más

por La Verdad

Pedro Zapata/Diario La Verdad Opinión.- En el contexto nacional ya van aparenciendo los nombres, sólo faltan las boletas e ir a votar por quien gobernará este país hasta 2024. Ayer, el Partido Acción Nacional se vio muy priista con la cargada hacia quien fuera unas horas antes su dirigente y ahora el seguro candidato a la Presidencia de México: Ricardo Anaya Cortés. Sí, el queretano se salió con la suya para casi autoproclamarse candidato con la ayuda del partido que fundó Cuauhtémoc Cárdenas con otros líderes en 1989 y el Movimiento Ciudadano, el que fue antes el partido que defendía las causas de Andrés Manuel López Obrador. Ya Meade tuvo su momento de destape y la gloria de los más de 5 minutos en medios de comunicación nacionales con sus historias de vida y la formación de sus redes sociales al estilo Peña, y ya vendrá el de AMLO, aunque no sea ninguna sorpresa porque tras 18 años de ir pueblo por pueblo ya sabemos lo que sigue, incluo Gerardo Fernández Noroña reconoció en Cancún que le servirá de comparsa para que pueda hacer precampaña y aprovechar los medios. Los momentos más álgidos de la política están por venir y la grilla en Quintana Roo ya se avivará también. Tras concluir su mandato al frente del PRD, la también senadora Alejandra Barrales está casi por cumplir su sueño de ser candidata a la gubernatura de la Ciudad de México. Anoche lo reconoció que contenderá “con mucho honor” y se inscribió para la candidatura por las siglas de su partido y las del PAN, claro... y las de Movimiento Ciudadano, que en la capital del país no representa mucho, pero en Jalisco seguramente le dará muchos votos a Anaya. Además de concluir con su mandato, el jefe de gobierno de la CDMX logró poner a uno de sus allegados como dirigente nacional del PRD, partido en el que no milita pero quiso representarlo como posible candidato antes de que se lo agandallara Ricardo Anaya. Se trata de Manuel Granados, quien ahora será el encargado de convertir al partido que fundaron algunos luchadores sociales en el hermano chiquito de los azules, o el menos eso es lo que se prevé porque me ha tocado oír a perredistas que no se ven votando por Anaya, o por el PAN en sí. Quién lo diría, en eso acabó el partido que surgió después del histótico 88. Sorpresas no hubo en tales nombres. Ya sólo falta ver qué independientes que dependen logran juntar las firmas y ya saber quiénes acompletan la boleta. Viene lo mejor...espero que para el país. ¿Tú qué opinas?

Comentarios

Te puede interesar