Secciones
Jordy Abraham
Influencers

Y sin embargo: Desarrollando el liderazgo

Jordy Abraham

por LaVerdad

Jordy Abraham

Jordy Abraham

La juventud es una etapa en la cual se toman decisiones importantes que marcarán el rumbo de nuestras vidas en una gran medida. Sin embargo, la inexperiencia puede provocar en algunos casos un estado de confusión e incluso inestabilidad emocional. Esto ocurre particularmente al adentrarse en la formación universitaria, pues surgen dudas con respecto a la carrera que debemos elegir entre otras cuestiones.

Hablamos de aquellos quienes han dejado la adolescencia para iniciarse en la vida adulta, un salto trascendental en diversos aspectos.

Pensar en el futuro puede generar temor, pues no es sencillo el proceso de madurez, y frecuentemente los jóvenes se muestran indecisos sobre la carrera que desean estudiar. Lo anterior es peligroso, ya que es probable que un hombre o una mujer de temprana edad, cedan ante presiones externas y se vean orillados a cursar estudios en una rama profesional que no sea de su total agrado. Así podemos observar a múltiples individuos que están inconformes con sus empleos, volviéndose gente improductiva y desdichada después del paso de los años.

En primer lugar, los jóvenes deben trabajar en el autoconocimiento, porque este se torna una herramienta muy útil al momento de tomar decisiones. De tal modo, saber cuáles son nuestras propias cualidades, así como las áreas de oportunidad con las que contamos, permite escoger de una mejor forma lo que nos conviene.

Identificar los talentos da la oportunidad de tener un panorama claro al elegir una carrera universitaria, un pasatiempo o cualquier otra determinación.

En segunda instancia se debe desarrollar la virtud de la persistencia. Las metas solo pueden ser alcanzadas a través del trabajo duro, por lo que no debemos desanimarnos cuando las cosas no salen como quisiéramos al primer intento. La constancia nos impulsa hacia el éxito, el trayecto estará lleno de obstáculos que traerán consigo un gran cúmulo de experiencia. Los miedos deben ser vencidos por la vía de la virtud. La desesperación cede ante la concentración esmerada.

Trazar un plan de vida es un buen modo de incentivar el crecimiento personal sostenido en el tiempo.

Establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo es positivo, dando pie a la creación de estrategias y propósitos para acercarnos cada vez más a aquellos anhelos ambiciosos. La actitud juega un papel crucial en este cometido. Depende del empeño y el sacrificio el que los proyectos de materialicen.

También es necesario resaltar que los padres de familia tienen una significativa responsabilidad para con sus hijos jóvenes. Por supuesto que la disciplina es fundamental, pero de igual forma, es preciso motivarlos para que sigan adelante por el camino del esfuerzo. Las palabras de aliento siempre son bienvenidas y pueden marcar una enorme diferencia en el ánimo de un ser humano. Así mismo debe realizarse un ejercicio de empatía auténtico.

Los jóvenes deben aceptar el compromiso por convertirse en una generación que logre progresar por medio de una sinergia propositiva en la cual se encuentren soluciones viables a las asignaturas pendientes que nos afectan. La población juvenil está llamada a ser un poderoso agente de impacto positivo con el uso del liderazgo.

Temas

Comentarios

Te puede interesar