Secciones
Violencia social
Influencers

Violencia social

Columna en Honor a La Verdad

por juankant

Violencia social

Violencia social

¿Qué motiva a un grupo de la sociedad generar violencia e infringir la ley causando destrozos a la propiedad pública, prender fuego a oficinas de gobierno, quebrar vidrios, pintarrajearlas, crear un ambiente público de terror, retar a la autoridad y violentar la paz pública tomando como pretexto un lamentable, inaceptable y reprobable feminicidio?

Lo causa el hartazgo hacia la autoridad, el resentimiento hacia el gobierno, hacia su inefectividad, hacia la simulación, frivolidad e incapacidad de Alberto Capella Ibarra, porque su proselitismo artístico niega su responsabilidad y eso asusta a la sociedad, por la inexistencia de una verdadera estrategia operativa, realmente no tiene ningún plan ni ninguna comunicación más allá de la que le fascina tener con artistas, empresarios y dueños de oxxos, a lo que le lama pomposamente participación de la sociedad; no hay un verdadero plan que una a la sociedad con el gobierno en la seguridad, por su soberbia, sobrada creencia de que es muy capaz, porque destila y se siente muy a gusto creerse un súper policía y no lo es, por el coraje de que se sabe indefensa con policías coludidos con la delincuencia.

Lo causa el odio a la injusticia, la inconformidad contra el sistema económico que no brinda oportunidades y bienestar para todos, las insatisfacciones que genera la pobreza, de hambre, de buena educación y salud, de vivir en condiciones dignas, la inconformidad ante la inequidad económica y social.

Lo causa el coraje por el escaso interés real de los poderes públicos por los problemas de la sociedad (incluye diputados y magistrados), su indignación fingida, los cuales sólo administran el dinero que la sociedad pone en sus bolsillos y las atribuciones de ley pero que realmente les vale los problemas de la sociedad.

Lo causa la ausencia de verdaderos liderazgos políticos y sociales capaces de encausar toda esa inconformidad y de generar acuerdos sociales para mejorar las condiciones de vida para todos, la existencia de falsos liderazgos que simulan preocuparse por sus seguidores, atender y gestionar sus demandas pero que en el fondo lo hacen por intereses clientelares para el próximo proceso electoral.

TE PUEDE INTERESARDéficit de $1,400 millones afecta a Quintana Roo

La Verdad Pura: ¿Es correcto que grupos de jóvenes con ese coraje de fondo violenten la sociedad, que desde la perspectiva del anarquismo la salida a ese “orden” que causa su enojo es su destrucción y el caos? Evidente y contundentemente no. No se debe permitir que el caos libertario, la autodestrucción del injusto sistema, sea el camino. De ninguna manera es la violencia ni la indiferencia, sino la inteligencia, la protesta fuerte sí pero pacífica. Los derechos humanos terminan cuando se rebasa la ley, la lucha por la justicia no da licencia para delinquir. Hay razones para el enojo, pero no para las formas.

juankant4@gmail.com

Temas

Comentarios