Secciones
“Vayas a donde vayas ahí estaré”
Influencers

“Vayas a donde vayas ahí estaré”

Esto es lo que significa ser ´hincha´en el fútbol. Aquello que no se puede expresar con palabras, esa necesidad incipiente de respirar, comer, soñar y vivir a través de una pasión, estar con el equipo de sus “amores” tanto en las buenas como en las malas y las peores.

por AlinaHuidobro

“Vayas a donde vayas ahí estaré”

“Vayas a donde vayas ahí estaré”

¿Qué se siente estar de vuelta?

Creo firmemente que una cancha se convierte en un campo de batalla al silbatazo inicial donde todo pasa y empieza la terrible lucha por el gol. Se vuelve terrible porque cuando eso sucede existen dos sentimientos completamente opuestos que emanan dos diferentes multitudes; las que lo celebran y las que lo sufren. Las que lo celebran se sienten superiores, tocan la gloria y su ego se alimenta de seguridad y el amor por sus colores incrementa. Mientras que los que sufren decaen, se enojan, entristecen y deben actuar de inmediato para continuar demostrando porque tienen fidelidad aún en peores momentos.

Me encanta saber que para un apasionado del balompie, no existe un placer más grande que alentar desde las butacas de la casa propia y que sea ahí cuando uno puede escribir historias a lado del equipo de sus amores. Pero vivir muchas jornadas en un mismo estadio, dejarlo por años y luego volver al mismo lugar que tanto recuerdas ¿qué se siente estar de vuelta?

Algunos virtuosos recorren grandes distancias con el objetivo principal de poder asistir y conocer estadios ajenos para estar cerca al unísono de “Vayas donde vayas ahí estaré”. En la vida con el amor, familia y los amigos sucede algo similar. ¿Por qué alguien necesitaría tener de cerca a otro semejante para apoyar o amar? O es que quizá esos sentimientos ¿se rompen cuando se pasan ciertos kilómetros? En el futbol, una afición es grande cuando está en buenas , malas y peores. Exigiendo pero también alentando sin importar el resultado y logrando así, haciendo sentir en casa a su equipo aunque no lo este.

Esto es lo que significa ser ´incha´en el fútbol. Aquello que no se puede expresar con palabras, esa necesidad incipiente de respirar, comer, soñar y vivir a través de una pasión.
Esto es lo que significa ser ´incha´en el fútbol. Aquello que no se puede expresar con palabras, esa necesidad incipiente de respirar, comer, soñar y vivir a través de una pasión.

El ‘hincha’ es un ambicioso idealista. Pone su ilusión, su esperanza, sus anhelos en que su equipo sea invencible. Citando algunos textos del libro “El hinchismo” de Wenceslao Fernandez se leía que uno es hincha cuando no solo pone su garganta si no también su dinero, sus músculos y con eso...su hígado.

“Se contorsiona en el asiento, se dispara su corazón, vocifera contra el árbitro o para animar a sus jugadores o para increpar a otros, salta cuando ocurre un gol, bracea a cada vicegol”.

“Si al final de un encuentro se les hiciese un análisis de sangre, se descubriría en ella más adrenalina que en la de los once equipiers” -decía el libro.

Y es que es verdad, esas líneas no dicen más que la realidad. No muchos han tenido la oportunidad de presenciar alguna final de su equipo, alentarlo y gritar hasta asegurar que todos los jugadores hayan recibido esos correos que llegan como olas de aliento en una sola voz a pesar de que sean miles. Yo soy parte de esas personas. Nunca lo he vivido y sueño con hacerlo. Quizá para eso no falte mucho o quizá es algo lejano por vivir, sin embargo que dichosos los que han vivido en carne propia lo que anhelo ¡que dichosos! Estos planteamientos no hacen más que recordarme lo increíble que el futbol genera en un humano. ¡Cuanta adrenalina!.

Temas

Comentarios

Te puede interesar