Secciones
Influencers

Tomárselo todo en serio

por La Verdad

Tomárselo todo en serio Por Bernardo Flores Heymann @bfheymann   Desde que tengo uso de razón me han dicho que debo tomarme la vida más a la ligera. Que las cosas no son tan drásticas, ni tan fuertes o espeluznantes como me las he imaginado, o como me las tomo. Difiero al respecto. Y es que la vida, esta que tenemos, es la única para tomárnosla en serio, y quizá no tan en serio, concedo eso. Pero entonces caemos en una dicotomía terrible. Por un lado está la seriedad de hacer las cosas bien, apostar nuestro nombre, responsabilidad y todas esas cosas lindas para tener ya no trascendencia, pero sí influencia en nuestro pequeño entorno. El otro lado de la moneda es que tomárselo todo, no tan a la ligera, puede caer en el libertinaje de hacer por hacer sin medir consecuencias y resultados. Un maestro me dijo que me hiciera responsable de las consecuencias de mis actos. La siguiente lección indicó que mis actos destacarían sobre lo importante y relevante. Una tercer lección fue que se tragara sus palabras pues él no se responsabilizó de sus hechos. Las consecuencias de tomarse la vida en serio es que adquirimos responsabilidades por gusto y luego queremos obviarlas por desdén. Ser consecuente es necesario para sobrevivir pues si nosotros no tomamos la vida en serio, nadie más tomará esas acciones de la misma manera. Será un algo más en el gran libro del olvido y en los anales de lo que a nadie le importó. Así bien, tomarse la vida un poco más a ligera también tiene consencuencias divertidas. Se vive más relajado, pero no se tiene injerencia en las decisiones que uno mismo tomó. Sigo tomándome todo muy a pecho porque lo que hago lleva mi nombre, pero a diferencia de la pubertad y ese horrible momento de adolescer la vida, hoy sé que no tener un parche más en mi camisa de los scouts no me hará ni más ni menos. Pero sí sé que lo que transmita con mi trabajo, con los alumnos, con mis colegas y amigos, eso sí tendrá una consencuencia. Recuerdo entonces que los sueños son más grandes cuando son coherentes y consecuentes. Sorbo mi exprés y Godofreda me ve pasmada, la vida para ella aún ligera y soportable. Ven a jugar dice, esto sí es serio.   Bernardo es el director de contenidos de La Verdad.

Comentarios

Te puede interesar