Secciones
Influencers

Somos más los buenos

por La Verdad

Laura Rojas / Columnista de La Verdad @mlrojasm | [email protected] Lo comprobamos esta semana, una semana de tragedia, dolor, de mucha impotencia para los que estamos fuera de la ciudad que a muchos nos acogió, a otros los vio nacer, y por supuesto en donde la mayoría tenemos a algún familiar, conocido o amigo que es de allá. Y es que si teníamos dudas de lo que estamos hechos los mexicanos y pensábamos comque solo en el futbol nos podíamos unir, ahora acabamos de demostrar al mundo entero que los mexicanos estamos hechos de valor, de entereza y de agallas. Nos dimos cuenta que juntos podemos lograr lo que nos propongamos, incluso exigirle a los políticos lo que no hemos hecho en años. En este momento México no tiene divisiones. Aquí vimos que el pueblo unido hace la fuerza, si las autoridades se llevaban los camiones para guardar la ayuda o etiquetarla, todos se unieron en ir a recuperarlo porque HOY no es tiempo de campaña política ni de beneficiar a nadie más que al que lo necesita. Es por esta razón que este empoderamiento que sentimos hoy los mexicanos, los extranjeros que amamos México como si fuera nuestro país y hasta el mundo entero que está aprendiendo de nosotros, porque somos un ejemplo: no dejemos pasar esto y que deje de ser noticia en una semana, en dos o en un mes. Llego la hora del cambio para nosotros, esto fue una gran sacudida que no sólo derrumbo edificios, sino que derrumbo egos, creencias, y hasta a los mismos partidos políticos a que entiendan que ellos nos deben a nosotros, que trabajan para nosotros y por nosotros. Lo que le sucedió al país es una gran lección de vida, la más importante de todas: tenemos que unirnos y ayudar porque somos mexicanos y porque nos debemos al prójimo. La gran lección de esto es que vi a una nación ser ejemplo de patriotismo, de unión, de amor a sus raíces, a su pueblo, a su cultura. De ver a una señora mayor que tiene más de 35 años de vender quesadillas en la misma esquina y de haber sobrevivido el terremoto del 85 en la misma esquina diciendo que su manera de ayudar es darle comida a la gente de su propio bolsillo. De ver al pueblo entender que las grandes empresas dependen de nosotros y que si no se unen en esta desgracia el día de mañana conocerán el rigor del saber que no volverán a tener sus almacenes llenos.

Comentarios

Te puede interesar