Secciones
Influencers

Seguridad, impuestos, duquesas y herencias

por La Verdad

Bernardo Flores/Diario La Verdad  Opinión.-  Por fin, después de un año de jaloneos, en una modalidad fast track, y con varias quejas, la Ley de Seguridad Interior está en el Senado. Está bien, está completa, y aparentemente nadie sabe de lo que se trata, la gente se espanta solamente de saber que el ejército estará en las calles o creen que el país se militarizará. Esta Ley lo que busca al final es reforzar la seguridad, y desde el Ejecutivo involucrarse de lleno en resolver una problemática, solucionar un problema, pero no solo por hacerlo, la orden deberá decir qué situación se atajará, por cuánto tiempo estará la presencia militar en el municipio o región, el número de elementos, entre otros requisitos. De principio no es tan malo como parece, cada vez se clama más por apoyo e impulso a la seguridad, en la realidad habremos de ver cómo se ejecuta. Lo mismo sucede con la propuesta de incremento al impuesto sobre el hospedaje y es que analizándolo a fondo, no es una idea nada descabellada, por el contrario. El estado sufrió un desfalcó que lo dejó casi en quiebra técnica y del que, gracias a mentes brillantes, esto no sucedió. Ahora, en todo el país, el refuerzo a la seguridad es una necesidad, y en los centros turísticos, como el nuestro, es aún más importante y necesario tener la certeza de que todo está bien. 400 millones de pesos al año, que no se adquieran en deuda, y no le cuesten a los quintanarroenses, y se traduzcan en eficiencia, una gran idea. Ahora bien, si además se suman todas las empresas que viven del turismo, el esfuerzo será todavía mayor. La futura duquesa de algún lugar de Inglaterra, Meghan Markle, causa furor como lo hizo en su momento la ya duquesa Kate y cómo lo han venido haciendo [email protected] plebeyos que logran escalar a lo más alto de las cortes europeas. Es el morbo, la aspiración, la historia de éxito y fantasía lo que nos embrolla, empuja e impulsa. La que renunció a su carrera artística para formar parte de la familia real inglesa vive un momento de ensueño: visitas de estado y oficiales, equipo de planeación de boda, y una serie de más de 40 reglas que debe acatar para ser una Windsor. Con tantos cambios en la familia real más tradicional y conocida del mundo, sus lentos avances, y la necesidad de evolucionar ¿qué reglas cambiará el futuro rey? ¿Podrá cualquier inglés ascender al trono? Las herencias son un tema complicado, por un lado nadie nunca recibe lo que quiere, pero es lo que te tocó y otro envidia. Por el otro, es un tema agradable cuando en verdad eso que recibiste funciona, sirve o te cambiará la vida. En el país, cómo está al día de hoy, la herencia que le espera al siguiente presidente será más bien compleja. El futuro mandatario de México, leía hace poco, debe hablar de energías renovables y no de petróleo, considerará abrir las puertas al mundo y no centrarse en EU –mencionaba– y una lista muy moderna, con una agenda todavía más relevante y atractiva. El siguiente presidente puede hablar de todo eso, pero recibirá como herencia un país amarrado al petróleo (que va a la baja) y deberá plantear un futuro que ya no mueva a México, pero sí a los mexicanos.

Comentarios

Te puede interesar