Secciones
Influencers

Que ya, que ora sí, que ya viene

por La Verdad

Bernardo Flores Heymann/Diario La Verdad Opinión.- Entonces se rumora ahora sí que el señor Borge ya viene de regreso, bueno, lleva varios meses llegando a México. Primero no quería, le daba miedo y sufría por lo que le tocaría vivir aquí, pero ahora, con los juicios abreviados, y además las condiciones infrahumanas en las que supuestamente vive en Panamá, le están metiendo velocidad a su tema. Y está bien, ojalá llegue pronto y que se haga justicia aún más rápido. Se necesitan esos miles de millones de pesos para levantar y mejorar nuestra situación. Pero si hablamos de condiciones infrahumanas, que no se olvide cómo dejó el señor al estado, que golpiza le acomodó a su gente y cómo, con mañas, abusos y atropellos, abandonó a los humanos que quedaron en pésimas condiciones. Karma, le dicen. Pero sí, el señor Borge regresará, pero qué se puede esperar de eso. Se presentará ante la justicia y, el temor de muchos, es que no avance el proceso con la velocidad que se espera. Nomás hay que analizar las otras detenciones y el proceso en el que están: Javidú está en prisión, hablando en cacofonías y versos trascendentales y “mordiéndose uno para no decir todo lo que sabe”. Granier, guardado en un hospital, con sus mil camisas, y sus millones ausentes. El otro Duarte, el del norte, está prófugo, pero le pisan los talones y sus cercanos ya declararon en su contra. Yarrigton extraditado, Hernández prófugo, Reyna en prisión. La lista se puede enumerar todavía por mucho y por más. La corrupción, bueno, la lucha contra ella es el estandarte del señor Meade con todo su poder y musculatura priista, el campañista AMLO dice lo mismo, además de dar amnistía a los narcos para traer la paz (qué locura), los demás aún no se pronuncian porque no saben qué harán. Qué tanto saben estos exgobernadores de los chanchullos federales, qué tanto pueden negociar sus sentencias a cambio de un poco de información. Y también, qué tanto es válido intercambiar esa información (por un bien mayor, si así se quiere ver) por libertad. No dudo que Borge la esté pasando mal, tampoco dudo que muchos le deseen peor, y que otros tantos estén alegres por su situación. Las maquiavélicas mentes nunca descansan, están siempre activas, pero con tanto tiempo libre, en un reducido espacio, seguro lo que sobra son ideas para rumiar, calumnias para deshacer y estrategias para mantener. Que ya merito llega, dice su abogado, el señor del mal, el Beto, el ladrón y acusado –aunque se defienda de inocente– pero así llevamos meses ya, con el ya merito, como Pedro y el lobo. Que ya llegue porque sí queremos que se haga justicia aunque nos sintamos apáticos, porque necesitamos reforzar la confianza, porque queremos ver que se cumplen las promesas y que aunque parezca una dura realidad, no todo está perdido. Queremos que se sumen las denuncias, que pague lo robado y después de eso, que se aguante en una cárcel. Necesitamos certeza de la fuerza, de la lucha contra los abusos y que no se quede en palabras vacías. Queremos que el señor, ora sí, ya llegue.

Comentarios

Te puede interesar