Secciones
Elizabeth Arias
Influencers

Puntos sobre las íes: Cabeza fría y pies de plomo

Elizabeth Arias

por LaVerdad

Elizabeth Arias

Elizabeth Arias

Mamá soy gay’ son palabras muy duras de aceptar, leer o escuchar sobre todo cuando vienen  de nuestros hijos, muy pocos padres estamos preparados para esta revelación, sabemos que la situación existe  pero no nos hemos puesto en los zapatos de esos hombres y mujeres que tienen que enfrentar este hecho con todo el amor del mundo. No todas las personas están sensibilizadas al respecto  y todavía hay quienes piensan que es un error genético, una aberración, la realidad  es que la homosexualidad es un hecho que se da de forma natural o culturalmente.

En México hoy se puede decir que ya se están abriendo los canales de comunicación  con respecto a este tema, es innegable  que ya hay mayor apertura para  abordar el tema abiertamente  quizá este cambio de mentalidad se deba al incremento de los casos de VIH sida, donde los adolescentes son la población más vulnerable al contagio.

Hablar de la homosexualidad  como un hecho criticable poco a poco ha ido perdiendo fuerza de desgaste para las familias, hoy ya no es causa de vergüenza, esta situación ha pasado de ser un murmullo inoportuno entre cuadras, a un grito abierto, desgarrador y estruendoso; nadie ignora  que hay una gran comunidad que ya manifiesta abiertamente sus preferencias sexuales en un país que siempre se había caracterizado por los estereotipos conservadores convencionales, donde la familia la integraban mujer, hombre e hijos. Hoy las familias ya se integran de manera diferente y esto involucra una renovación de los valores morales establecidos, pero todavía se está trabajando en la erradicación de violencia contra todas las personas desde diferentes instancias  en ellas no solo están defendiendo los  derechos de los homosexuales  sino también se están defendiendo a los seres humanos no importando sus preferencias sexuales, se busca que todos tengamos la libertad de vivir plenamente nuestras vidas.

Se persigue la felicidad respetando la de todos los que habitamos este mundo que no queda muy lejos como piensan algunos, sino que está aquí al alcance de nuestras manos.

Es un tema aún complicado, pese a lo que se ha descrito antes, la realidad es que no todos los jóvenes  se han manifestado tan abiertamente como debería ser: ante ellos mismos de primera instancia, sus familias y la sociedad en su conjunto, porque el hecho de ser diferente, en algunos  lugares les trae mucho dolor e insatisfacciones. Existe hoy en día la discriminación hacia los homosexuales siguen siendo señalados por personas que no se suman a los cambios y no aceptan lo que es innegable.

La realidad  es que hay mucho miedo aún y desconocimiento ante este hecho, los padres se preguntan ¿Cómo se puede educar a un homosexual si ni siquiera sabemos en ocasiones educar a un heterosexual? ¿Cómo se puede encausar a un adolescente en la actualidad gay o no? ¿Es mucho más difícil que antes aceptar aun hijo gay? Dicen los conocedores y los sicólogos que simplemente debe de conocerse y estudiar los elementos  con los que se cuenta para poder hacer de ellos unos ciudadanos de bien con todo cariño, hay que reconocer que no tenemos todas las respuestas como padres, hay que trabajar en entender los cambios, hay que preparase más, ir rompiendo paradigmas y ajustarnos en beneficio, tanto de los muchachos, como de uno mismo.

Los padres debemos aceptar y apoyar a nuestros hijos, no importa lo que decidan ser o hacer con su vida, hay que mostrarles lo bueno y lo malo, ser muy pacientes en enseñarles las jugadas del ajedrez vivencial y sus consecuencias, no hay que olvidar que siempre deben tener cabeza fría y pies de plomo para cada paso que dan, nuestro trabajo es encausarlos no imponerles el camino, ellos no son nuestros y son los arquitectos de su propio destino. Lo que sí  es importante destacar que la información es poder y esta les puede ayudar a abrir algunas puertas sin consecuencias, sobre todo en este renglón de la sexualidad.

Hay que hablar con la verdad y con el corazón en la mano para salvarles la vida.

Temas

Comentarios

Te puede interesar