Secciones
Puntos sobre las íes
Influencers

Puntos sobre las íes

¡No con las manos... sí con palabras! 

por LaVerdad

Puntos sobre las íes

Puntos sobre las íes

 Después de escuchar la narración de una historia de violencia hacia las mujeres, se las comparto como si las vivencias fueran mías, pero no lo son… son las de miles que se quedan calladas, cuando es momento de poner un alto y disfrutar de la vida en plenitud.

‘Nunca me pegaste con las manos, pero como me lastimaste el alma, hoy después de 20 años, decidí dejar atrás todas tus humillaciones, todos tus desméritos, no te voy a seguir permitiendo que marchites mis sueños, porque voy a terminar muerta como tú, te voy a demostrar que puedo volar sola, que puedo ser libre, he dejado de amarte y he comenzado a odiarte. No sé cómo paso, no te lo podría explicar, porque soy tan tonta como me lo decías siempre, ayer te amaba tanto que podría haber reconocido tus manos en mil pares, hoy escupiría sobre de ellas y ante el asombro de los que nos conocen no estoy llorando en tu funeral, de hecho creo que es el día más feliz de mi vida.

Que simpático… hace tanto tiempo que no me sentía así… ahora que lo pienso, con está adrenalina por dentro desde el día de nuestra boda, no lo tomes a mal, estoy tan feliz de que finalmente hayan escuchado mis ruegos y estés muerto, será porque me canse de aguantar y aguantar cada día, cada hora estos años contigo, fueron como 10 minutos pero bajo el agua… los viví ahogándome en silencio.

 Hoy siento que el aire es más liviano, puedo sentir el agradable aroma de las flores que te han traído esos que no tuvieron que vivir contigo, que no te conocían como yo. Hoy que me siento tan viva que ya parece que te traería una flor, mejor me aseguro que haya una estaca para clavártela en el corazón para que no vuelvas nunca del otro mundo y me lastimes sin razón.

Nunca me pegaste con las manos, pero si sabias como hacerme sentir muy avergonzada de ser quien soy con tus palabras, el insomnio, la insatisfacción, la angustia, el remordimiento, los celos, la inseguridad, la búsqueda del cariño, la necesidad del abrazo, el reconocimiento al esfuerzo de lograr cada día la comida perfecta, la ropa lavada, planchada como mis horas planas y entre cada taza de jabón el alma; la casa impecable, los niños educados, respetuosos y siempre listos, el hambre para estar guapa, total ya comieron todos yo nunca necesite comer más, me basta con mis penas.

Mi lujo era lograr mi meta diaria para que no pudieras reprocharme nada, que después de cocinar todo un día me salieras con que la comida necesitaba haberse hecho de otra manera, que el vestido me quedaba mal, porque no me parecía a la mujer de la revista o la tele, que la casa se caía de sucia y que el mal comportamiento de tus hijos era responsabilidad solo mía por consentirlos demasiado.

No extraño esos besos perdidos que recibió el aire y lo lastimero de escucharte decir “Estoy cansado”. Tantas vivencias, tanto tiempo muerto como tú. Hoy desperté con estas ideas en mi mente y al voltear el rostro te vi dormido estabas vivo y mis sentimientos hacia ti brotaron a flor de piel, me levante renovada, distinta, sin despertarte me vestí de negro y me salí a la calle sabiendo que jamás volvería aquella casa, jamás volvería a decir tú nombre. Esa mañana cerré un capítulo de mi vida, hoy estoy en otra Ciudad con otra gente y se de ti, pero para mí desde aquel día estas muerto.

¿Cómo fui a enamorarme de ti? ¿Cómo fue que te entregue mis días y mis noches? ¿Qué fue lo que gane? ¿Tu amor? ¿Tu reconocimiento? Ahora me rio porque te quedas solo… sin mí, pero ¿Valió la pena esperar tanto? Definitivamente no… yo salí perdiendo mis momentos, pero ahora soy libre… ya no estoy llena de rabia, asqueada de mi misma de permitirte maltratarme así, me siento orgullosa de haber dejado esa jaula. ¿Cómo recordarte cuando aún estás vivo? hoy… que el aire me entra profundo, que el corazón me late tan fuerte.

Nos perdimos ambos. Lo bueno es que yo aún estoy viva.

Periodista con más de 20 años de carrera en medios impresos y radio.

Temas

Comentarios

Te puede interesar