Secciones
Presidente Trump, imposición de aranceles a productos mexicanos anunciada para el 10 junio 2019.
Influencers

Presidente Trump, imposición de aranceles a productos mexicanos anunciada para el 10 junio 2019.

por Giovanni Campolongo Cutolo

Presidente Trump, imposición de aranceles a productos mexicanos anunciada para el 10 junio 2019.

Presidente Trump, imposición de aranceles a productos mexicanos anunciada para el 10 junio 2019.| Cortesía

Al término de la Segunda Guerra Mundial 1945 y hasta las disolución de la URSS en 1991, se conformó en el planeta un régimen bipolar, en el que Washington y Moscú determinaron en gran medida las políticas a nivel mundial.

De 1991 a la fecha, la correlación de fuerzas ha variado, hoy en día la economía de China iguala o supera a la estadounidense, en tanto que la capacidad bélica de Rusia iguala o supera a la de los  Estados Unidos.

Ya en 2019 rige la tripolaridad en el mundo, Washington, Pekín y Moscú determinan las principales líneas de acción a nivel planetario; viejos equilibrios se deconstruyen  y nuevos equilibrios se construyen, los límites geopolíticos y financieros se rompen y rediseñan, y nuevas tensiones y reacomodos regionales afloran todos los días.

En ese contexto mundial, México, por decir lo menos, se ha desarrollado durante las últimas 8 décadas en el espacio de los límites geopolíticos y financieros denominado Norteamérica dominado por Washington; en una relación asimétrica, difícil, compleja, necesaria y también de enormes oportunidades recíprocas.

México ha logrado avances económicos importantes, el TLCAN y otros muchos con diversos países, pero diversificado poco su comercio con el resto del mundo, rezagado tecnológicamente y concentrado en el mercado estadounidense; dependiendo marcadamente del petróleo, el turismo y las remesas, sin menoscabo de avances en manufacturas y áreas industriales específicas. 

La migración México / Estados Unidos ya ha logrado equilibrarse, y la mano de obra mexicana es necesaria para su economía; en tanto que los países de Centro América atraviesan por gravísimos problemas económicos.

La migración de centroamericanos y de otras nacionalidades a los Estados Unidos a través de México, está fuera del control de México; aunque México sí  puede y debe ordenar su frontera Sur, para que deje de ser una coladera, aplicando las leyes de la materia y respetando los derechos humanos de mexicanos y migrantes.

El narcotráfico mexicano obedece a la enorme  demanda y consumo de drogas en los Estados Unidos, que se incrementa año con año; y el tráfico ilegal de armas a México obedece a las ganancias de la industria militar estadounidense.

En ese orden de ideas, es claro que el problema migratorio que inquieta a los Estados Unidos, es un problema de largo plazo, internacional y multidimensional, cuya solución ocupa programas de desarrollo e inversiones concretas, y que NO está vinculado con el comercio internacional México / Estados Unidos.

La imposición de aranceles que anuncia el Presidente de los Estados Unidos, afectará negativamente a sectores de la población en ambos lados de la frontera, dada la cercanía geográfica y las cadenas productivas multimateria ya establecidas; además de que contravienen lo establecido en el TLCAN, tratados de la OMC y el aún no firmado  TMEC.

Es precisamente en el contexto antes apuntado, que se da la actuación del Presidente de los Estados Unidos para lograr su reelección en Noviembre de 2020, apelando a sectores de la población estadounidense, cuyo desconocimiento del indicado contexto, le daría eventualmente el apoyo y  el número de votos electorales que necesita  para su reelección.

Así el estado de cosas, esta Vicepresidencia de Asuntos Internacionales de la CONCANACO SERVYTUR, hace los siguientes posicionamientos:

1.- México y los Estados Unidos se necesitan recíprocamente y esa relación debiera fortalecerse sobre bases de equidad, máxime la guerra comercial que sostiene Estados Unidos con China y la pérdida de su hegemonía económica y militar en el mundo entero.

2.- México debiera diversificar todos sus mercados, fortalecer su mercado interno, construir permanentemente nuevas oportunidades comerciales internacionales, relanzar políticas internas de desarrollo científico y tecnológico, y al mismo tiempo fomentar la cultura de la legalidad y la educación en todos sus niveles, es decir, todos respetando la ley y exigiendo su cumplimiento, con una mejor preparación.

3.- El multifactorial problema migratorio es de largo plazo y  no se resuelve con las imposición de los aranceles anunciados para el 10 de junio de 2019 por el Presidente de los Estados Unidos; por el contrario, harían más difícil la situación económica por la que atraviesa México y debilitaría su capacidad para enfrentar  la migración y cualesquiera otros problemas,  generándose en el corto plazo una mayor migración hacia los Estados Unidos. La anunciada imposición de aranceles debiera impedirse en beneficio de ambos países. Han sido valiosos los esfuerzos del gobierno mexicano es ese sentido, y secundamos lo que sobre el particular se está haciendo en Washington, por los gobiernos y cámaras empresariales de ambos países.

4.- México no tiene la capacidad para ser un tercer país seguro ni la policía migratoria de los Estados Unidos, pero sí es imperativo que ordene, organice y atienda su frontera Sur conforme a la ley y respetando los derechos humanos de mexicanos y migrantes.

5.- La Secretaría de Gobernación encargada de la política migratoria de México, debería integrarse de inmediato a la ronda de negociaciones en Washington, porque los Secretarios de Relaciones  Exteriores y de Economía, muy poco pueden incidir en materia migratoria.

6.- Dado el estilo de gobernar del Presidente de los Estados Unidos, sería de gran utilidad que el Presidente de  México tratara el problema directamente con su homólogo, y se reuniera con él a la brevedad, sin perjuicio de las negociaciones que se llevan a cabo; después de todo, una buena, sana y fluida vecindad recíproca, beneficia y fortalece a ambos países y a sus respectivos Presidentes.

Dr. Giovanni Campolongo Cutolo.

Vicepresidente de Asuntos Internacionales de la CONCANACO SERVYTUR.

 

 

 

 

 

  

 

 

Temas

Comentarios