Secciones
Influencers

"Paranoia o realidad"

por La Verdad

Adriana Chuc.- "Paranoia o realidad" Hoy salí tarde del trabajo, volteo a mi alrededor, una persona venía caminando detrás de mí y corro para subirme al auto, me estacioné lejos. Un carro viene doblando en las mismas calles que yo desde el semáforo pasado ¿me estará siguiendo? Vengo pendiente del retrovisor y… Al fin se desvió, ¡qué alivio!. Antes de bajarme preparo todas mis cosas para entrar a casa lo más rápido posible, espero a que se alejen esas personas que venían caminando en lo oscuro. Con estas lluvias es difícil abrir el candado rápido, otra vez se atoró mi llave. Una camioneta blanca baja su velocidad frente a mi entrada, -tranquila-, sólo iba a doblar en la esquina. El otro día leí una noticia que partió mi alma “Violaron a una chica de 16 años entre 30 hombres” y lo primero que preguntó la policía es si alguna vez había participado en una orgía, tiene 16 años. Neta que todo lo que a mí me ha pasado no es nada, algunas pesadillas aparecen de vez en cuando, pero nada comparado. Dicen que un alma rota duele más que un cuerpo destrozado, las heridas que no se ven son las que toman más tiempo en sanar, sobre todo cuando la culpa te persigue sin descanso, esa culpa que surge después de una tragedia sin saber por qué. Lo segundo que le preguntaron a la chica es por qué estaba en donde estaba, ¿really? estaba ahí porque la drogaron y se la llevaron a una casa abandonada pero gracias por preguntar. Vivimos en una sociedad donde denunciar una violación se convierte en un delito peor. Los que deberían protegerte te juzgan antes de escuchar los hechos y de cualquier modo eres la responsable: que si la falda es corta, si te gusta emborracharte, si andas sola de noche o hablas con cualquiera ¡A la goma! Deberíamos de cuestionarnos la clase de pseudo hombres que estamos educando como sociedad. De esos que toman a alguna chica y se la pasan entre sus amigos como si fuera una chela hasta que no queda nada, o sólo los restos. ¿Y luego? ¿qué hacemos con ella? con cada hija, hermana, amiga, con cada mujer. Porque puede ser cualquiera de nosotras. Hasta agosto del 2017 se registraron en México 1,055 feminicidios y 72 municipios en el país tienen alerta de género, ¿alerta? debería llamarse tragedia de género. El caso más sonado recientemente es el de Mara Fernanda Castilla asesinada en Puebla, quien abordó una unidad de transporte privada. El chofer se la llevó a un motel, abusó sexualmente de ella y la mató, para después arrojar su cuerpo en un barranco a las afueras de la ciudad. Una realidad cruel que evadimos llamándola paranoia. Ya estoy en casa, le mandé un mensaje a mis padres de que he llegado con bien. Mi madre y yo, al igual que todas las mujeres, tendremos que seguir cuidándonos mientras no haya verdaderos hombres. A descansar mi gente, hoy doy gracias por un día más.

Comentarios

Te puede interesar