Secciones
Nada nuevo bajo el Sol: Éxodos: historias de migrantes
Influencers

Nada nuevo bajo el Sol: Éxodos: historias de migrantes

Ricardo Maldonado Arroyo

por LaVerdad

Nada nuevo bajo el Sol: Éxodos: historias de migrantes

Nada nuevo bajo el Sol: Éxodos: historias de migrantes

¿Qué tienen en común un indio yaqui esperando el barco que lo devolverá a su tierra, un coreano huyendo de una hacienda y una joven libanesa cocinando los platillos para su boda? Son historias tejidas en la obra de teatro y danza “Éxodos”, ficción con referentes históricos que retrata al Yucatán de inicios de siglo XX desde las experiencias de inmigrantes.

Con esta puesta en escena, sus autores se unen al debate acerca de la migración, bajo la perspectiva siempre inquietante y reveladora del arte. Dado que somos una sociedad que apenas está reconociendo la complejidad de su origen histórico, es común reducir nuestras raíces al mestizaje entre españoles y mayas, olvidando a otros pueblos que nos constituyeron, como yaquis, coreanos y libaneses, presentes en el estado desde el periodo porfiriano.

A partir de 1900 el ejército mexicano desterró a miles de yaquis rebeldes para trabajar en las haciendas henequeneras. Con la Revolución recobraron su libertad y emprendieron el retorno a Sonora, aunque varios permanecieron en Yucatán, donde ya tenían familia. En 1905 aproximadamente mil coreanos llegaron en calidad de jornaleros, sufriendo tanto las condiciones de trabajo en las haciendas, como el desamparo de una Corea invadida por Japón y, por tanto, incapacitada para auxiliarlos. Las dificultades de adaptación de yaquis y coreanos esbozan un Yucatán marcado por el racismo y la explotación de los peones, disolviendo la visión romántica del auge henequenero.

En contraste, los súbditos del Imperio Otomano, libaneses en su mayoría, desembarcaron en Yucatán a finales del siglo XIX huyendo de los conflictos en Medio Oriente, y las décadas siguientes prosperaron gracias a que gozaban de libertad (a diferencia de yaquis y coreanos), su habilidad como comerciantes y la posibilidad de amasar capitales. La amalgama cultural resultado de estas migraciones es bastante conocida en el caso de los libaneses, debido a su preponderancia económica, pero también coreanos y, en menor medida, yaquis, atravesaron procesos de transculturación que a veces se tradujeron en añoranza y, otras, en conflicto.

Como se lee, la memoria histórica es la fuente de inspiración de “Éxodos”, cuyo guion resultó de la colaboración de su gestora, Érika Torres Polanco, actriz, bailarina y coreógrafa yucateca; el prestigiado dramaturgo Luis Solís Reynoso, que en su extenso haber abarca teatro, danza y ópera; así como de la investigadora Ana Cervera Molina, responsable de la revisión histórica. Junto con Érika Torres, aparecen en escena Rebeca Guerra y Carlos Caballero. La obra se presentará en el Centro Cultural Olimpo, en el marco del Mérida Fest, los días 23, 24, 25 y 26 de enero, a las 8:00 p.m. La invitación es una valiosa oportunidad para disfrutar del diálogo entre historia y teatro.

Temas

Comentarios

TE PUEDE INTERESAR