Secciones
NADA NUEVO BAJO EL SOL: El ejército incómodo
Influencers

NADA NUEVO BAJO EL SOL: El ejército incómodo

Ricardo Maldonado Arroyo

por LaVerdad

NADA NUEVO BAJO EL SOL: El ejército incómodo

NADA NUEVO BAJO EL SOL: El ejército incómodo

Desde el mensaje del subcomandante Moisés relativo al 25 aniversario del levantamiento zapatista, no llamó la atención que denunciara las desigualdades producto del capitalismo y el mal gobierno, sino la franca oposición a proyectos del actual Gobierno Federal, como el Tren Maya y la Guardia Nacional.

Siguió una avalancha de juicios apurados entre los que algunos simpatizantes del presidente López Obrador acusaron al EZLN de guardar silencio ante los abusos de los gobiernos anteriores. Leí estas opiniones sorprendido por el aparente olvido de la trayectoria del EZLN, cuya voz siempre estuvo ahí: incomodando a los gobiernos en turno, obligando a escuchar los cuestionamientos más radicales, importunando al poder. No se puede hablar de silencio cuando los dirigentes zapatistas han emitido más de 1,800 documentos de protesta, de 1993 a la fecha, abordando los más diversos problemas.

El EZLN exigió enjuiciar a Carlos Salinas de Gortari y evidenció la pobreza asociada a un modelo económico que, en ese momento, solo recibía alabanzas; condenó a Ernesto Zedillo con la frase: “pudiendo elegir entre la paz y la guerra, usted optó por la guerra”; acusó a Vicente Fox de presentarse como falso pacifista y le exigió la liberación presos zapatista, la retirada del ejército mexicano y el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas; a Enrique Peña Nieto le persiguió la sombra de Atenco, tópico que los zapatistas no dudaban en recordar.

El EZLN no ha sido aliado del gobierno. En 2001, cuando todavía se sentía la efervescencia por la alternancia partidista, una caravana zapatista llegó hasta San Lázaro, donde increpó al gobierno mexicano por el abandono de los pueblos originarios. A partir de 2003 promovieron la creación de municipios autónomos regidos por las Juntas de Buen Gobierno. Cuestionando también las elecciones, en 2006 “la otra campaña” movilizó a representantes zapatistas por el territorio nacional y, en 2018, lanzaron la candidatura de Marichuy, con el objetivo de hacer notar las inequidades para acceder a los puestos de representación popular.

Era de esperarse que el EZLN se opusiera a los proyectos que afectaran el territorio y los derechos de los pueblos originarios. El EZLN parte de la premisa de que la autonomía de los pueblos originarios es pretérita a la existencia del Estado mexicano y éste, por consiguiente, debe respetarla. Así como ha rectificado ante cuestiones presupuestarias, el Presidente tiene la oportunidad de rectificar ante un interlocutor histórico de los últimos gobiernos mexicanos, cuya solvencia moral reconoció al asegurar que su gobierno consistirá en “mandar obedeciendo”, consigna que el subcomandante Marcos usó en uno de sus primeros mensajes en 1994. ¿López Obrador mandará obedeciendo o se  aferrará al bastón de mando?

Temas

  • influencers

Comentarios