Secciones
Los comentarios de quien vengan
Influencers

Los comentarios de quien vengan

El Baúl de los Recuerdos por Lucía Cruz

por LuciaCruz

¿Les ha pasado que escuchan comentarios de ustedes y les afectan? Creo que hasta cierto punto es normal que nos importe lo que diga la gente de nosotros, peor aun cuando no se puede evitar saber todo lo que se comenta de ti. Pero, ¿qué tan sano es dejar que nos inquiete?

Estoy segura, que al menos una vez en nuestra vida (o más) hemos dicho rumores, chismes o comentarios de los demás, conscientes o no del daño que podríamos ocasionar, seguro lo hicimos y estos llegaron a oídos de la persona en cuestión.

¿Será que todos los seres humanos nacimos con ese don del chisme? Lo dudo mucho, creo que nos hacemos así, porque no somos capaces de decir las cosas de frente, o de hacer lo que está haciendo alguien más.

Más allá de decirles lo que considero qué está bien y qué está mal, creo que no deberíamos hacer lo que no queremos que nos hagan. Siempre he sido una persona hogareña, cuando salgo soy la clásica persona que no puede esperar a volver a casa y cuando está en ella, quiere salir.

Cuando crecía, mis papás siempre fueron muy precisos con las reglas del hogar y, aunque antes las aborrecía, ahora entiendo el porqué de sus decisiones. Sin embargo, esto me hacía blanco directo de las críticas y burlas de muchas personas.

La gente no me bajaba de santurrona, que me quedaría a vestir santos, que las calladitas son las peores… un sinfín de comentarios de gente que ni me conocía y criticaba el modo en el que mis padres nos educaron, gente que no encontraba normal que no quisiera ir a los lugares que ellos.

Escuché tantas cosas de mí, que no podía entender por qué la gente es así… esto mismo me ayudó a dejar que la gente hable, al final del día, eran personas que no me conocen y mucho menos el estilo de vida que llevo.

Decidí que si yo no me metía con ellos y ellos decidían opinar de mi vida, era cosa suya. Este es uno de los miles de ejemplos de las cosas que me han dicho, ya que supe que han criticado mi forma de vestir, lo que como, lo que escucho, si subo o bajo de peso, de todo.

De la misma manera, siempre me fijé en lo que decían de mí, pero muy pocas veces me fijé en lo que salía de mi boca… suena duro, pero es cierto. Yo también era de las que prefería criticar a los demás, en lugar de no meter mis narices donde no me llaman.

A veces es imposible no opinar de lo que está pasado, considero que debemos aprender a decir las cosas y tratarnos como esperamos que nos traten, sin recibir algo a cambio. Al final del día, podrás dormir tranquilo sabiendo que si alguien te está haciendo mal, no es por algo que tú le hiciste.

El mundo necesita menos gente que critique y más gente que nos inspire y motive, tomemos las cosas de quién vengan, pero démosle nuestro toque positivo.

- Twitter e Instagram: @lucruzc

Temas

Comentarios

Te puede interesar