Secciones
Influencers

Lo que no te han dicho sobre la pensión alimenticia

por La Verdad

Uno de los conflictos más comunes en la mayoría de los divorcios, separaciones y/o rupturas familiares que se presentan en México, por no mencionar que es quizá el más drástico, es el tema de la pensión alimenticia. Dra. Dileri Olmedo/Diario La Verdad Una de las principales consecuencias del parentesco es la obligación de proporcionar alimentos y es que este concepto no se limita únicamente a la obligación de suministrar la comida, sino que abarca además el vestido, la habitación y la asistencia en caso de enfermedad. En el caso de las esposas o concubinas, adicionalmente se contemplan todos aquellos gastos que se generen durante el embarazo y el parto, y en el caso de los menores de edad, todos los gastos que sean necesarios para su preparación académica a fin de proporcionarles algún oficio, arte o profesión honesta y adecuada a sus circunstancias. En México, casi el 70 % de madres solteras no reciben pensión alimenticia del padre de sus hijos y en el 91% de los casos, los más afectados por el incumplimiento de esta obligación, son los hijos. No obstante, existen dos vías de solución que pueden llegar a ejercitarse para la solución de este conflicto. En primer lugar, la vía extrajudicial que es equivalente a una solución amistosa y si el obligado a prestar los alimentos manifiesta su voluntad de pago, quizás una actitud flexible por parte del acreedor alimentario puede ayudar a superar una situación no deseada. En segundo lugar, la vía judicial, la cual se divide en acción civil y en acción penal. En la civil, el acreedor alimentario reclama las cantidades que no han sido suministradas oportunamente y las únicas consecuencias para éste serán económicas, destacando el embargo de nómina, de bienes muebles o inmuebles, de pensiones, de rentas, etcétera. En cambio, en la acción penal las consecuencias son mucho más graves, el Código Punitivo de nuestro Estado en su artículo 167 establece una sanción que abarca de uno a cinco años de prisión y suspensión o privación de los derechos de familia para todos aquellos que incumplan con sus deberes de asistencia familiar. Ambas acciones pueden iniciarse simultáneamente, siendo más recomendable la vía civil por ofrecer mayores garantías de cobro si el deudor es solvente. Por último, debes de saber que también los hijos están obligados a dar alimento a sus padres, pues el Código Civil de nuestro Estado en su artículo 837 establece que la obligación de dar alimentos es recíproca; es decir, que la persona que proporciona alimento tiene a su vez el derecho de pedirlo. El derecho a recibir alimentos es irrenunciable y monto se fijará conforme al principio de proporcionalidad, es decir, tomando en cuenta las posibilidades económicas del deudor y las necesidades del acreedor. El derecho a recibir alimentos es una cuestión de orden público y por ende debe de resolverse con la mayor prontitud y equidad.

Comentarios

Te puede interesar