Secciones
Línea de no retorno
Influencers

Línea de no retorno

Columna En Honor a la Verdad

por juankant

Línea de no retorno

Línea de no retorno

En la vida los seres humanos enfrentamos infinidad de situaciones para mantener el buen curso del día a día, los ciclos de cada etapa o periodos más largos relacionados con los objetivos de vida, en ellas sorteamos dificultades que nos ponen a prueba, frente a ellas recurrimos a los recursos con los que contamos,  con los cuales encaramos, damos vuelta, nos arriesgamos o vamos por caminos más seguros, muchas veces cerca del límite de lo económico, ético y moralmente posible.

Pero muchos y muchas en el afán de ir más allá de las metas y objetivos trazados, desconcentrados de los planes, guiados por la ambición de obtener más de lo programado, de ampliar los beneficios a costa de todo, de obtener la gloria de ser audaces, se atreven a cruzar la delgada línea de la virtud, de la integridad, la honestidad, la tolerancia, las leyes, todo aquello que representa un factor crítico que se supone es insalvable pero que muchas veces por conseguir ese plus, ese excedente, esos y esas audaces creen poder desafiar, pero muchas veces a costa del riesgo de perderlo todo si se atropellan virtudes, tolerancia, valores, leyes, integridad, todo por cruzar esa línea de no retorno.

Así les está pasando a varios y varías políticas en el Estado de Quintana Roo, por ejemplo, Laura Beristain, la señora presidenta municipal de Solidaridad, quien por tener objetivos de enriquecimiento y disfrute material más allá de la medianía, autorizando o solapando una gran corrupción y derroche de recursos en el ayuntamiento que encabeza, se ha visto envuelta en escándalos de corrupción, ineficiencia, incapacidad para dirigir un gobierno, deslealtades, frivolidades de enamoradiza, de su gusto por la bohemia, de contratación de empresas fantasma, de nombramientos de funcionarios violando la ley, de nepotismo al gobernar con su pareja, sus cuñados un regidor y el director de seguridad pública municipal y sus hermanos Juan Carlos y María de la Luz, peleándose con el Gobernador del Estado, Carlos Joaquín González, de espaldas a la sociedad y, sobre todo, simulando practicar los principios de la Cuarta Transformación que encabeza Andrés Manuel López Obrador, todo lo cual la llevó inevitablemente a cruzar la línea de no retorno.

Así es amable y leal lector, por mis ancestros los Kant, que siempre defendieron la verdad y la razón como centro de la vida humana y social, puedo afirmar que Laura Beristain ya cruzó la línea del no retorno, ya se perdió en la ambición, la corrupción, en el goce bohemio, en el amor, en la incapacidad de gobernar y de liderazgo, ya no podrá volver a la credibilidad, a la honestidad, a la eficiencia, a la convicción verdadera juarista, lopezobradorista, guevarista, ya no, la izquierda y la sociedad, aquí sí, discúlpeme, afortunadamente lograron deshacerse de Laura Beristain, políticamente ya perdió y está fuera de cualquier posibilidad de reelegirse y se ocupar un cargo público.

Por esa razón, por haber cruzado la línea de no retorno, que es como la fuerza del Mar Caribe que te jala y no puedes controlar, se ve burdo que Beristain pretenda proyectarse como aspirante a reelegirse, como bien dice Andrés Manuel López Obrador “da pena ajena”.

Así también andan ya cerca de cruzar esa línea del no retorno otras políticas y políticos actualmente en funciones en varios cargos de elección popular, que ya se ven en otros cargos superiores, pero que la realidad de su pésima gestión y estrategia, inexperiencia política, bajísimos niveles de aprobación por parte de la ciudadanía a la que han decepcionado, verdes en las lides políticas, que viven más en el autoengaño, están a punto de cruzar la línea de no retorno para bien de la política y la sociedad quintanarroense.

Te puede interesar: Politizan ayuda acusa el PAN

La Pura Verdad: Más que la gente,  se necesita que los gobiernos estatal y municipales, el federal y las empresas, instauren un sistema de inspección sanitaria que vigile y descubra actividades sociales, económicas y gubernamentales que incentiven la posibilidad de riesgo, verdaderos ejércitos sanitarios, la gente puede hacer mucho, pero los gobernantes pueden hacer todavía más.

juankant4@gmail.com

Temas

Comentarios