Secciones
Influencers

La tele en los tiempos del internet

por La Verdad

Pedro Zapata/Diario La Verdad  Opinión.- Estamos inmersos en una dinámica de cambios constantes, en la era digital que nos tocó vivir. Es común ver a los sobrinos manejar las aplicaciones a la perfección y uno se queda maravillado por la agilidad. Los que nos dedicamos a los medios de comunicación, hemos que irnos a las actualizaciones para no quedarnos a la deriva y estar al tú por tú en el mercado, pero sobretodo con un público que es más participativo, dinámico y analítico. Hemos dicho ya hasta el cansancio que las redes sociales tiene un enorme poder de influencia, son de las herramientas con las que la sociedad se informa primero y los medios tradicionales entramos en ellas porque los lectores así lo quieren. Prueba de ellos es el éxito de La Verdad como grupo multimedios, con televisión,diario impreso y página de internet y redes sociales donde cada día crecen lo seguidores que hoy rebasa el medio millón de personas. Recientemente, en las grandes cadenas televisivas del país hubo cambios en sus direcciones. Primero, el siempre más discreto que su competidor Ricardo Salinas Pliego, pasó la estafeta a su hijo Benjamín que ha generado ya nuevos productos, incluyendo nuevas plataformas que han generado éxito en audiencia y comercialización. Y la noticia que más cimbró la semana pasada fue que el emporio Televisa ya no será dirigida por un Azcárraga.  Muchos dicen que es una estrategia porque el nombre de Emilio Azcárraga Jean está muy ligado al poder presidencial y ven como ‘segura’ la llegada de Andrés Manuel López Obrador al poder, lo que generaría discordia con el empresario. No obstante, haciendo a un lado la parte política - sin descuidar el tema- podemos decir que los cambios en las estafetas se debe, en gran parte, a que algunos medios no supieron dar el paso a las nuevas generaciones. Por ejemplo, si algo detestan los millennials son los horarios impuestos. Tv azteca y Televisa acostumbraron a muchas generaciones a estar pegados a la pantalla a determinada hora porque pasaba lo de mayor éxito. Pero la irrupción de plataformas como Netflixt vinieron a cumplir las necesidades de un público muy cautivo y demandante: los millennials, a los que no les gusta esperar a que inicie un programa o encender el televisor para ver la programación es algo que ya no está en sus agendas. Lo que desean es que los contenidos estén disponibles siempre, a toda hora y cuando ellos quieran para verlos cuantas veces lo deseen. De cierta manera se han convertido en curadores de contenido para ellos mismos y su círculo. Son ellos quienes deciden qué ver y no dependen de un programador que les diga qué ver. La tele creo que empezó tarde con sus cambios, pero aún puede. ¿O tú qué piensas?

Comentarios

Te puede interesar