Secciones
La suerte está echada: ¿Más civilizados que los animales?
Influencers

La suerte está echada: ¿Más civilizados que los animales?

Carlos Ciau

por La Verdad

La suerte está echada: ¿Más civilizados que los animales?

La suerte está echada: ¿Más civilizados que los animales?

Los perros son los mejores amigos del hombre, desde el diminuto Chihuahua hasta el enorme Gran Danés. Son fieles y dan muestras de cariño a la primera; son agradable compañía y guardianes de quienes apenas dan sus primeros pasos… y de quienes dan sus últimos.

Sin embargo, la mayoría de sus mal llamados dueños no entiende lo anterior, pues no les prodigan los cuidados adecuados, según sus posibilidades, al tenerlos confinados a pequeños espacios, generalmente insalubres, y con una alimentación inadecuada.

Hay otros animales –los de cuatro patas- que tuvieron la fortuna de ser de alguna raza atractiva y para presumir, por lo que gozan de cuidados que los “malixes” no tienen; andan limpios perfumados y bellos a la mirada.

Pero, pese a las diferencias en cuidado, mientras a los perros de origen dudoso se les saca de parques, areneros y áreas verdes, por la lógica razón de que son espacios para el disfrute de los pequeños y adultos, a los canes finos, con correa e inconscientes dueños al lado, no se les pone restricción.

Molestia y asco, por los inadaptados con mascota, me dieron ayer en la unidad deportiva y áreas verdes del fraccionamiento Del Parque, donde al menos una decena de perros, de los que sus dueños presumen, defecaban –cagaban- diría mi abuela, “al pan pan y al vino vino”, ante la amplia sonrisa de sus cuidadores, para después retirarse como si nada.

La falta de vigilancia es algo de lo que siempre ha adolecido esa zona a la que cientos de niños y jóvenes acuden a escuelas deportivas, y muchachas y señoras a clases de baile y zumba, que llevan a sus niños, quienes juegan en las amplias áreas verdes mientras ellas se ejercitan.

Lo que no entienden los animales –los de dos patas- es que sus perros hacen sus necesidades fisiológicas en el lugar porque no les han enseñado a no hacerlo, creando un entorno de contaminación y propiciando que los pequeños tengan contacto con bacterias debido a las heces fecales y orines.

Bueno sería que la vigilancia de la que tanto adolece el lugar, pues si la hay jamás se ve al o los vigilantes, sea una prioridad para la nueva administración municipal, y que a manera de castigo los inconsciente dueños de mascotas que los dejan defecar en las áreas verdes pasen una semana limpiando los desechos de otros animales, o se corrigen o les gusta más la inmundicia.

Temas

Comentarios

Te puede interesar