Secciones
La suerte está echada: La ley del mínimo esfuerzo
Influencers

La suerte está echada: La ley del mínimo esfuerzo

Carlos Ciau

por LaVerdad

La suerte está echada: La ley del mínimo esfuerzo

La suerte está echada: La ley del mínimo esfuerzo

La avalancha de compradores, como cada año, pese a las interminables crisis, pérdida del valor de salario y pésima economía, se mantiene, dando un respiro a los comerciantes, principalmente locales, que ante la llegada de grandes cadenas se las ven cada vez más negras para sobrevivir.

La falta de cultura del ahorro hace que cada año miles de yucatecos sean felices por unos días en Navidad y Año Nuevo, pero a principios del calendario siguiente estarán haciendo largas filas en las casas de empeño pignorando, en muchas ocasiones, lo comprado en diciembre, incluso la pantalla de 60 pulgadas o la lavadora.

Lo peor del caso es que esa mal llamada cultura es transferida a hijos, nietos y más allá, haciéndolos esclavos de bancos, e incluso agiotistas, con quienes se repite la triste historia de sus ancestros: perder lo ganado con mucho sacrificio por unos momentos de alegría al comprar lo que muchas veces no es, siquiera, de primera necesidad.

En otros países, llámese Estados Unidos o Países Bajos, existe una costumbre, por llamarla de algún modo, de ahorrar para gozar a futuro, sin endeudarse. En México cuando la mayoría ve a los extranjeros en hoteles de cinco estrellas, viviendo vacaciones de ensueño y gastando sin preocuparse, y piensan: “Seguramente son millonarios”, “su moneda es mucho más fuerte y ´por eso pueden pasear así”, pero no se ponen a analizar si estas personas ahorraron durante un año o más para poder darse esos lujos, si trabajaron tiempo extra, si tienen dos empleos.

Lo cierto es que cuando ellos vuelvan de vacaciones no estarán endeudados hasta el cuello, ni estarán yendo a las casas de empeño de sus países para recuperar, perdiendo, algo de lo gastado.

Y ahí es al revés, inculcan a sus hijos el hábito del ahorro, de que las cosas buenas, que nos dan un placer superior, tienen su cuota de esfuerzo y los hacen realizar algunas labores, o trabajos, para premiarlos con lo que desean, con previsión, no con la ley del mínimo esfuerzo, que al final hace que se pierda más de lo que se invierta.

Temas

  • influencers

Comentarios