Secciones
 La devaluación del título de presidente
Influencers

 La devaluación del título de presidente

Ni Con Frenillos Me Detengo por Adalberto Pereira diseñador gráfico de La Verdad

por AdalbertoPereira

 La devaluación del título de presidente

 La devaluación del título de presidente

Hace ya más de 200 años que nuestro territorio es independiente. La bélica historia que nuestros hermanos dejaran para la posteridad sería tomada por nosotros con gran orgullo ante las grandiosas y heroicas hazañas que dieron finalidad al poder de la corona española que nos contro­laba.

De ahí, solos y con la frente en alto los mexicanos siguieron caminando ahora bajo nuestro propio poder.

El primer presidente Guadalupe Victoria liderando el territorio, buscando la manera de hacerla florecer.

El poder se entregaba al pueblo, los recur­sos eran para el pueblo y todos tenían en el espíritu la fuerza de voluntad y de responsa­bilidad con nuestra tierra. La Nueva España era solo parte de un turbio sobrenombre.

El presidente, es la cúspide de poder en la jerarquía de gobierno que tenemos. Han pasado por ese título 84 presidentes desde nuestra independencia y cada uno ha hecho su parte correspondiente con la patria.

Cuando niños, entre las aspiraciones que suelen soñar además de ser policía o bombe­ro, había quienes decían, “quiero ser presi­dente”.

Probablemente el sueño más tierno que podía un niño tener en épocas pasadas, pero que de aspirar ahora sería como un muy mal chiste. Al paso de los años se vuelve parte del vocabulario decir que el presidente no está haciendo nada bueno en realidad, pasan los sexenios y solo empeoran los aspectos que quieren mejorar, y los niños escuchan esto. Las ideas de ser alguien como el presidente simplemente se ceban, deja de ser un ejemplo vivo de que ser de adultos.

Los últimos 5 mandatarios al poder de nuestra nación se convirtieron en una paro­dia de lo que no se tiene que hacer estando al cargo. Tener acceso a la información de manera inmediata ha repercutido en aquellos cargos públicos, pues ahora sabemos todo lo que hacen, bien o mal.

Ser presidente ahora es liderar la lista de payasos y aunque internet es cruel, quien en­cabeza nuestra patria es liderada por alguien que hemos rebajado a simple “bufón”.

¿Quién quiere ser presidente hoy en día? Solo alguien que quiere poder y dinero fácil aunque eso signifique tener el peor trabajo del mundo para algunos y para otros tener el sueño de su infancia frustrada.

Temas

  • Ni Con Frenillos Me Detengo

Comentarios

Te puede interesar