Secciones
La Isla del  borrón y cuenta nueva
Influencers

La Isla del  borrón y cuenta nueva

El Baúl de los Recuerdos por Alejandra Cruz.

por Alejandra Cruz

La Isla del  borrón y cuenta nueva

La Isla del  borrón y cuenta nueva

Hace dos años, cuando recién me gradué y terminé mi tiempo en un trabajo… fui a uno de mis lugares favoritos en el mundo. De hecho, podría asegurar que este es mi lugar favorito en la vida, pero déjenme contarles cómo lo descubrí.

Para empezar, me da mucha vergüenza cuando la gente me pregunta si conozco cierto lugar en Quintana Roo, Yucatán y/o Campeche, porque de ser sincera, he viajado casi nada por aquí, así que cuando mis amigos de otros estados presumen que conocen varios lugares, sí, me siento mal.

Tenemos tantas maravillas aquí cerca, pero nos encerramos en la rutina y no disfrutamos cada una de estas. Cuando era muy pequeña, pero no tanto como para recordarlo, tengo vagos recuerdos de haber ido dos veces a Isla Mujeres.

Luego, recuerdo una ocasión en la que mi hermano jugó ahí, íbamos preparados has­ta con el traje de baño para pasar a la playa cuando terminara el partido, pero estaba tan nublado que nos regresamos luego, luego.

Por obvios motivos, ese día el mar se veía obscuro, nada atractivo. Además, fuimos directo a la cancha, así que no hubo mucho tiempo para turistear que digamos, dada dicha experiencia, no me quedaron ganas para regresar.

Sin embargo, un día, salió la oportunidad de hacer una conducción ahí, así que acepté. Aunque por logística ese trabajo nunca se dio, aprovechamos para conocer la Isla y ahí se concretó el amor a primera vista por partida doble.

Sigo sin superar el azul del mar, siempre le digo a medio mundo que para mí, ir a Isla Mujeres, es ir a otro planeta. Donde me relajo y desconecto de todo lo demás. Esa ocasión sólo fui por unas horas, pero sabía que regresaría una y otra vez.

Fue así, que el conocer a mi personita especial, me acercaría a uno de los lugares que más feliz me hace. Sin darme cuenta, se ha convertido en mi refugio, el lugar al que voy cuando tengo un cierre y cuando regreso, con la energía liberada y recargada, soy otra.

Hace unos días fui ahí, a liberarme… ¿Adi­vinen quién anda ahora con toda la energía para emprender y aprender? Ahora entiendo por qué es tan importante “ir a tu lugar feliz”, vaya que sí funciona, así que los invito a en­contrar y/o ir al suyo.

Temas

Comentarios

Te puede interesar