Secciones
Homilía: “El que blasfeme contra el Espíritu Santo nunca tendrá perdón” (Mc 3, 29)
Influencers

Homilía: “El que blasfeme contra el Espíritu Santo nunca tendrá perdón” (Mc 3, 29)

Gustavo Rodríguez Vega

por LaVerdad

Homilía: “El que blasfeme contra el Espíritu Santo nunca tendrá perdón” (Mc 3, 29)

Homilía: “El que blasfeme contra el Espíritu Santo nunca tendrá perdón” (Mc 3, 29)

Muy queridos hermanos y hermanas, les saludo con el afecto de siempre y les deseo todo bien en el Señor.

Todos debemos estar enterados de la gran tragedia que sufrieron nuestros hermanos guatemaltecos por las erupciones del volcán de fuego, el cual ha dejado una estela de muerte, destrucción y desolación en esa nación hermana. Ante todo, hemos de recordar que estas situaciones no son en modo alguno castigo de Dios, ni acciones del diablo, sino que proceden de la naturaleza de nuestro frágil planeta. Son circunstancias que eventualmente suceden, lo mismo que los terremotos y los huracanes.

En todo caso estas desgracias mueven el espíritu religioso del ser humano en dos líneas: primero, darnos cuenta de nuestra pequeñez y nuestra contingencia, pues cada día amanecemos, pero no sabemos si terminaremos el día, por lo que debemos estar siempre preparados para rendir cuentas a nuestro Creador. Por otra parte, esto debe mover los corazones en orden a la solidaridad, sea para ayudar personalmente en las labores de rescate, sea para enviar nuestra ayuda fraterna. Que este triste acontecimiento haga crecer nuestro espíritu religioso.

El pasado viernes hemos celebrado la solemnidad del “Sagrado Corazón de Jesús”, la cual es una memoria a tener en cuenta todos los viernes del año, especialmente los primeros viernes de cada mes, de acuerdo con la devoción que nos viene de santa Margarita María Alacoque, para comulgar en esos días.

Además, cada viernes podemos recordar los sufrimientos de Jesús en la cruz y los sufrimientos de todos nuestros hermanos que en la actualidad prolongan el calvario de Cristo en la tierra. El Hijo de Dios que es amor perfecto y eterno, junto al Padre y al Espíritu Santo, aprendió a amar y a sentir con corazón humano, teniendo la sensibilidad para entender a los humanos, como cuando sintió lástima por la multitud que andaba como ovejas sin pastor (cfr. Mt 9, 36), cuando se compadeció ante la muerte del joven hijo de la viuda de Naím (cfr. Lc 7, 11-17), cuando lloró por la muerte de su amigo Lázaro (cfr. Jn 11, 35) o cuando lloró prediciendo la destrucción de Jerusalén (cfr. Mt 23, 37-29). Que no nos quede la menor duda de que Jesús entiende nuestros sufrimientos.

De igual modo, el pasado sábado celebramos la memoria del “Inmaculado Corazón de María”, el cual vibró al unísono con el corazón de su hijo divino durante los nueve meses que lo llevó en su vientre; igualmente latió con los últimos latidos de su hijo en la cruz; corazón que también fue atravesado por una espada de dolor cuando el corazón de su hijo era atravesado por la lanza del soldado; el mismo que continuó latiendo en medio de los discípulos que esperaban al Espíritu Santo; es el que se sigue conmoviendo ante las dolorosas vivencias de sus hijos en la tierra, como cuando bajó al Tepeyac. Si los enamorados dibujan sus corazones enlazados y atravesados por la misma flecha, no hay otros corazones más en sintonía en la historia de la humanidad, que los Sagrados Corazones de Jesús y de María. Tú y yo somos invitados a compartir los sentimientos de estos Sagrados Corazones.

La Palabra de Dios nos presenta el modo de actuar del demonio desde los tiempos de nuestros primeros padres, Adán y Eva. Ellos fueron engañados por la serpiente, al igual que nosotros somos engañados constantemente, porque el demonio sabe usar los mejores disfraces para acercarse a nosotros. Nunca se va a mostrar como en las películas de forma monstruosa para asustarnos, por el contrario, se disfraza más bien de los más atractivos placeres, de las ideas más convincentes y convenientes, incluso hasta de las personas que más queremos para presentarnos la tentación.

Temas

Comentarios

Te puede interesar