Secciones
Homilía: Del fútbol y otras decisiones arbitrales
Influencers

Homilía: Del fútbol y otras decisiones arbitrales

Leandro Chacón: periodista e hinche del Atlante 

por LaVerdad

Homilía: Del fútbol y otras decisiones arbitrales

Homilía: Del fútbol y otras decisiones arbitrales

 

Mucha polémica se ha generado después del fatídico y dramático penal a favor del Real Madrid en el partido de vuelta de la Champions League contra la “Vecchia Signora”. Para muchos fue y para otros no fue penal. Desde mi humilde opinión estas acciones hacen del fútbol un deporte único, que te puede tener en la gloria, pero en un par de segundos mandarte al infierno.

Para entender un poco mejor lo que deseo expresar citaré el comentario de Tommy, un buen amigo bostero y necaxista. “La jugada de ayer sí era penal, eso no lo voy a discutir. El tema es que hay 300 jugadas (iguales) por partido. Y si hubiera sido al revés estoy 1000 por ciento seguro que no lo marcaba (el árbitro)”.

De todos los comentarios que he leído, es el mejor acertado, aunque difiero un poco con lo último, la Juventus, también es un grande y estoy seguro que de haber sido lo contrario, el árbitro marcaba el penal. Que la metieran como lo hizo el crack portugués, allá sí no me atrevería a dar una opinión si el cobrador hubiese sido Gonzalo Higuaín.

Sí hubo un pago del Madrid hacía el árbitro, eso jamás lo sabremos; lo sabrán los directivos del club español y el colegiado, y se descubrirá tiempo después, como suceden con los amaños que ha vivido el fútbol en varias partes del mundo. De mientras, sólo Michael Oliver sabrá si pitó a favor o no de los “Merengues”.

Lo que ningún verdadero aficionado puede negar, es que desde el momento en que el árbitro marcó el penal, la expulsión de Buffon, y hasta la exótica celebración de Ronaldo, generaron una adrenalina que sólo el fútbol puede ocasionar; no precisamente debes ser hincha del Madrid o Juventus para sentir esa emoción.

Creo yo que son misticismos lo que a veces hay en partidos como el del miércoles por la noche en Europa. Y eso, estimado lector, sólo el fútbol lo puede generar, independientemente sea un partido amateur o profesional. Se lo digo porque yo en una ocasión lo viví en un clásico entre Venados de Oxkutzcab y Zapateros de Ticul.

En aquella ocasión se jugaba más que un clásico, se jugaba el honor de ser campeón estatal. No recuerdo bien el año, pero ha sido uno de los partidos más emblemáticos que se han quedado marcados en mi memoria. Fue un duelo con todas las características de una final digna; lluvia y lodo, empate global al 94’ y una definición por penales.

Al final Zapateros se coronó campeón, y algunos hinchas de Venados, grupo en el que andaba yo terminamos en la cárcel municipal de Ticul porque algunos se sintieron barras bravas ante casi todo el pueblo entero; aunque al final salimos y regresamos a Mérida, el partido, así como el del Real Madrid, se quedó en la memoria de muchos.

Para concluir, sólo me queda decir algo que mi madre me decía cuando jugaba baloncesto en Cancún (sí, en su momento fui basquetolista), “ya lo marcó el árbitro, ¿para qué haces coraje si no puedes revertir la decisión?”. Creo que mi ese es el mismo mensaje que puedo decirles a quienes no les pareció la decisión del colegio; por cierto, para mí no era penal, coincido con lo que dijo Buffon.

Temas

Comentarios

Te puede interesar