Secciones
#Hazlalucha y despierta: La regla de tres actos
Influencers

#Hazlalucha y despierta: La regla de tres actos

Carlos Navarro Hidalgo
 

por LaVerdad

#Hazlalucha y despierta: La regla de tres actos

#Hazlalucha y despierta: La regla de tres actos

Hola!, espero te hayas levantado temprano, porque hoy tenemos muchas cosas por hacer y una de ellas es asistir a la segunda reunión del grupo de Hubspot en Mérida.

Vamos a seleccionar la canción que nos acompañará hoy del  Spotify , ¿te late si ponemos History del grupo The Verve? Si, que bueno porque ya le puse play.

Llegamos después de más de 35 km de nuestro punto de origen a la Universidad del Mayab , específicamente a Parque Tecnia un lugar que te hace recordar las magnificencia de la cultura maya ya que sus edificios evocan a las pirámides de nuestros antepasados. Me decido a entrar al recinto de la reunión, veo que todos van caminando hacia el fondo dispuestos a encontrar algo, ese algo que puede ser el próximo contacto o conocimiento que nos podría cambiar el rumbo de nuestra vida profesional o personal. Bueno, ya adentro me percato que está completamente lleno, busco espacio para sentarme en lo que pareciera un recinto de la antigua roma de forma semi circular  con varios niveles donde el moderador va adelante en la parte de en medio para tener una mejor visión periférica de los asistente para poder debatir sobre ideas y diversos asuntos. Veo por fin un espacio en la primera fila, me dispongo a sentarme con la mejor expectativa, igual que las otras personas de encontrar una respuesta.

Después de la primera plática me llama la atención que la ponente en vez de ser mercadóloga es licenciada en letras y ella nos anticipa que este era un mundo extraño para ella pero al cual le encontró mucho significado cuando comenzó  hacer analogías de sus estudios con lo que implicaba el marketing digital.

Desde el titulo sabía que nos contaría una historia la que llamo la regla de los tres actos. Sabiendo que es un tema interesante y habiendo olvidado a propósito mi libreta moleskine para ver si tendría la destreza de tomar notas desde mi Smartphone usando la aplicación de evernote. Entonces me dispongo a disparar la cámara para capturar toda idea y diapositiva; sabía que esa información en algún momento me iba a servir. Esta regla dice que una buena historia tiene tres actos: el primero es identificar o establecer el problema, o necesidad. El segundo argumenta: presenta una solución inesperada  y el tercero: recapitula y llama a la acción. Me di cuenta que con esta simple regla podríamos describir cualquier proceso, situación y la vida misma. Todo podríamos compactarlo en estos tres simples, pasos o actos como le quieras llamar. En el primer acto debes ubicar, exponer y analizar el problema al que te enfrentas en tu negocio o empresa, clientes, marketing o tu vida personal. Este problema pudo haber surgido por malas prácticas, malos hábitos, ideas erróneas o por una crisis. En el segundo acto es el desarrollo de la historia, pasamos a la observación de la problemática, empezamos a crearnos un concepto de la idea principal que causo el conflicto actual, nos planteamos la pregunta ¿Cómo? Le podemos dar una resolución, planteando diversas soluciones. En este momento de la historia, miras hacia atrás y evalúas los daños  o te preguntas ¿Qué salió bien? ¿Qué errores cometiste? ¿Qué pudo salir mejor? ¿Qué aprendiste? Después de responder estas preguntas la última sería ¿Qué puedo hacer con lo aprendí? Entonces viene el llamado a la acción y con el comenzamos un nuevo ciclo ya que este indudablemente presentara un nuevo problema o necesidad por resolver.

Podemos entonces concluir que en el primer acto es la etapa donde se abre la conciencia, en el segundo es el acto de consideración y en el último acto es el de decisión.

Me doy cuenta que la vida está dividida en tres simples actos y cualquier acción de la naturaleza por tal también la del ser humano.

Son tres reglas, pero la regla no es lineal sino cíclica, el término de la última es solo el inicio de un nuevo acontecimiento que se dividirá en tres actos.

Si empezamos a medir la vida con la regla de tres actos, entonces podríamos ser capaces de desarrollar nuestro pensamiento y actos de una manera más rápida podríamos modificar el tiempo de duración de cada acto al ser conscientes de ellos y no siendo reactivos a los acontecimientos.

Te desafío aplicar esta regla en 21 días espero me comentes cual fue el resultado a mi email lucho@hazlalucha.com.

Y tú en que acto te encuentras…

Consultor/Coach/Conferencista/Columnista en Innovación, emprendimiento social y liderazgo

www.hazlalucha.com / lucho@hazlalucha.com

Temas

  • influencers

Comentarios