Secciones
Gracias a las fotografías
Influencers

Gracias a las fotografías

El baúl de los recuerdos por Lucía Cruz 

por LuciaCruz

Gracias a las fotografías

Gracias a las fotografías

Sábado por la mañana y mi personita especial se despide porque está por irse a trabajar… Usualmente, suelo quedarme dormida antes de que salga de la casa, pero hoy, seguía bastante despierta.

Me paré al baño, a lo mejor por eso no podía dormir de nuevo. Pasan los segundos y nada, sigo bastante despierta. No sé cuánto tiempo ha pasado pero quiero dormir porque sé que en cualquier momento suena la alarma.

Tras varios intentos fallidos, termino rindiéndome ante mi poco lado tecnológico y tomo el celular. Al principio, divago entre Facebook, Twitter e Instagram. Donde, me di cuenta que mi aplicación de Instagram no actualiza, -como mis ganas de dormir-.

De repente, sale el ícono que más odio de la tecnología: Espacio insuficiente. Detesto esto, ni siquiera tengo cosas en la memoria, para que saque ese anuncio todos los días. En fin, ya sin música, me doy por vencida y comienzo a borrar fotos.

Aquí es cuando descubro que voy a perder más de la mitad de los 1553 archivos que tengo, lo sé, son bastantes. Pero aplico la frase “nunca se sabe cuándo se vayan a necesitar”.

Me voy a la foto de la larga lista de mi galería y empiezo a seleccionar las fotos que voy a borrar. Siempre que tengo que hacer esto, recuerdo una frase que vi en Facebook: Tendemos a olvidar las cosas que preferimos fotografiar.

Cuando la leí no podía creerlo, ¿cómo podría olvidar un momento que estoy fotografiando para poder recordar siempre? Pero todo el tiempo me sorprendo. Efectivamente, no recordaba ni la mitad de mis fotografías. Siempre me he considerado una persona que deja ir el pasado, pero con los años me he dado cuenta que tal vez, sólo lo ignoro y no lo dejo ir, por eso la necesidad de no querer borrar mis fotos. Como si al eliminarlas, borrara el recuerdo.

Como les había contado, para mí es terapéutico dejar ir las cosas, hoy al borrar mis fotos, me fue muy fácil decir cuáles quería borrar… Pero no se imagina cuál fue mi sorpresa al ir recordando cómo se dieron esas fotografías.

Ahí estaba la foto del último corte que le hicieron a mi perrita, el primer día en la primera casita con mi personita junto con primera cena. Las fotos del cumpleaños de mi papá, todos los amaneceres y atardeceres que me derriten en corazón. Esto me hace pensar cómo damos por sentado todo, cómo pensamos que una foto va a revivir viejos momentos, sin pensar que lo más importante es disfrutarlas cuando estamos aquí y ahora.

Soy fanática de las fotos, de cómo se nos eriza la piel al revivir el momento y les apuesto que seguiré tomando fotos. Pero sin duda, no hay que dejar que nuestra afición por las fotos y redes sociales pesen más que tenernos frente a frente.

Temas

Comentarios

Te puede interesar