Secciones
Influencers

Gotitas de felicidad

por La Verdad

Conductora y periodista de La Verdad@AdrianaChucAdriana ChucCHUC, CHUC, MIENTRAS LLEGO...Al fin terminé de lavar mi ropita y tenderla en el patio, el día se ve soleado. Voy entrando a la casa para echarme una buena serie cuando cae el aguacero ¡¡¡LA ROPA!!! Salgo echa bala cual señora al rescate de su lavado, I’m sorry not sorry, ahora más que nunca entiendo la frustración de mi mamá cuando le pasaban esas cosas.En pleno siglo XXI ya debería existir una aplicación que se sincronice con las nubes para saber cuándo va a llover en nuestras casas, justo ayer en la noche vi a Diana Monroy en La Verddad Noticias para saber el clima pero los pronósticos del estado del tiempo siguen sin ser completamente exactos.Parecería que el señor Chac, primo hermano de don Tlaloc, está pendiente de cuándo lavamos el auto o la ropa para manifestarse ¿no? pero estas lluviecitas repentinas que arruinan nuestro cabello o zapatitos en realidad tienen una razón de ser y no, no es precisamente fregarnos el día.Desde pequeños se nos enseñó el ciclo hidrológico que implica cambios en el estado físico del agua, así que entendemos lo que ocasiona las precipitaciones y la importancia de este proceso en los ecosistemas. Un buen chubasco limpia la atmósfera. La Universidad de Pekín y Chengdu (lugares donde padecen índices elevados de polución) han comprobado que las pequeñas partículas nocivas conocidas como PM2.5 son arrastradas al suelo, estas son peligrosas debido a su reducido tamaño porque penetran más fácilmente en el organismo. Así que si un día lluvioso arruinó tu ejercicio, piensa en que al día siguiente podrás ir a jugar tenis o correr con los pulmones llenos de aire limpio.Paradójicamente a lo que creemos, la lluvia contiene iones negativos, esos átomos a los que les sobra un electrón son capaces, según expertos, de reducir los síntomas en personas con trastornos comoGotitas defelicidadla depresión estacional. Además, alerta y despeja nuestra mente, anima y aumenta la actividad, así que después de leer esto, no podrás culpar a al clima por sentirte flojo o triste en un día nublado.Dejando la química de lado ¿quién no disfruta del sonido de la lluvia? Ese efecto relajante que tiene su murmullo y nos hace sentir bien o nos llena de nostalgia. Algunos psicólogos afirman que la lluvia es capaz de traer recuerdos de la infancia. Estamos hablando de esas lluvias tranquilas, no las que amenazan con romper el cristal de las ventanas porque definitivamente su efectoes el contrario.También es cierto que el agua de la lluvia es de las más puras, sin cal ni cloro, por lo que en algunos lugares suelen usarla para lavarse la cara al despertar o antes de ir a dormir junto con jabones y otros productos naturales, ideal para pieles sensibles y delicadas ¿lo han intentado?Logré salvar mi lavado, a excepción de unos calcetines que se me cayeron en el camino y... ya salió el sol de nuevo, al parecer sólo fue una nube, no sé si volverla a tender pero no me amargo, hoy no me quejo de la lluvia ¿y ustedes?

Comentarios