Secciones
El ventrílocuo
Influencers

El ventrílocuo, una historia basada en hechos reales

El teatro de un pueblo en Estados Unidos recibe a nuevos artistas y entre ellos a El Ventrílocuo quien tiene un aspecto espeluznante. Descubre lo que esconde en su frío vestidor. Basada en hechos reales.

por La Verdad

El ventrílocuo, una historia basada en hechos reales

El ventrílocuo, una historia basada en hechos reales

¡Pasen todos!, ¡El show esta a punto de comenzar!, ¡Déjense maravillar por el increíble acto de ventriloquía más hipnotizante de todos! ¡Esta a punto de empezar!

Era sábado por la noche. Un anciano de apariencia tétrica anunciaba el show de un nuevo ventrílocuo y otros artistas que habían llegado recientemente al pueblo. Yo me encontraba con mi esposa y mi hija comprando unas palomitas de maíz.

A pesar de que me había tomado el día para descansar un poco de todas esas investigaciones de criminales, no podía evitar el pensar sobre un caso reciente: la desaparición de personas.

Estábamos a punto de entrar a la función cuando de pronto un niño chocó conmigo, parecía perdido. Tenía los ojos inundados de lágrimas, lo tranquilice y le dije que todo iba a estar bien. Mi esposa y mi hija entraron y guardaron un asiento para mí.

¿Cómo te llamas? - le pregunté -, pero no obtuve respuesta, únicamente me abrazaba, como si hubiese encontrado en mí a su madre. ¿Dónde esta tu mamá? - le pregunté en un nuevo intento pero seguía sin obtener respuesta-.

En el momento en que lo tomé de la mano y me levantaba para ir en busca de su familia, un hombre con semblante amable se acercó a mí y con un aire de alivio me estrechó la mano y hacía reverencias de agradecimiento.

Me explicó que el niño no podía hablar y que se había salido del vestidor ya que su madre se había dormido. Se fueron, a lo lejos pude ver cómo aquel hombre vestido todo de negro le sujetaba la mano al niño y al desvanecerse en un pasillo oscuro pensé, ¿ese niño estará bien?

Entonces recordé la función por la que había traído a mi familia y me dirigí hacia ellas. Me senté a lado de mi hija quien estaba muy entusiasmada con sus ojitos brillantes, asombrada por el juego de luces que había en el escenario. Un presentador alzó la voz y todo el público guardó silencio.

¡Buenas noches damas y caballeros!, esta función es especial pues se trata de nuevos talentos intentando saltar a la fama con su magia, su alegría y juguetes. Disfruten de esta noche en compañía de sus familias, ¡grandes, adultos, niños, niñas, mascotas, todos se divierten!

El primer acto fue un payaso con aspecto muy gracioso que daba risa solo con su voz aguda, tartamudeaba y se acercaba a los niños para regalarles globos y dulces, todos estábamos encantados con aquel simpático personaje.

El siguiente se trataba de un mimo. Esos artistas siempre me habían producido una gran admiración al plasmar sonrisas en el rostro de cualquier persona sin siquiera decir una palabra.

Mimo
Mimo

Mi hija y mi esposa no dejaban de reír. Inesperadamente, el mimo tropezó con una de las sillas y todo el público explotó de risa en el momento en el que el mimo levantó su rostro y estaba embarrado de pastel. Culminó el show del que hasta ahora, había divertido más a las personas, incluyéndome.

El presentador apareció nuevamente para invitar al siguiente artista a dar su show. Un hombre vestido de negro con una maleta caminó lentamente hasta en medio del escenario y levantó la silla con la que había tropezado el mimo. Observó a la audiencia y se sentó, las luces se apagaron y solo enfocaban la maleta.

El señor la abría lentamente y de una dirección desconocida se escuchó la voz un un niño: - ¡Con cuidado hombre! - todos intentaban buscar el origen de esa frase. El sujeto continuaba abriendo la maleta y metió su mano la cual estaba cubierta con un guante rojo. - ¿Es hora del show?-, se escuchó nuevamente la voz del niño que nadie podía identificar y al terminar de pronunciar esa frase, el hombre de aspecto inquietante sacó un muñeco de aquella maleta misteriosa.

¡Buenas noches damas y caballeros!, ¿aburridos?, todos se quedaron boquiabiertos al darse cuenta de que quien había estado hablando era un muñeco. Claramente se trataba del nuevo ventrílocuo que el anciano extraño estaba anunciando afuera del teatro, sin embargo, aquel pequeño personaje de cara blanca y sonrisa tierna, encantaba a los niños y a algunos de los adultos que estaban presentes.

Francamente estuve aburrido en ese acto puesto que yo en alguna ocasión había practicado algo de ventriloquía con mi padre. Al fin la función había terminado y regresamos a casa.

Aquella noche casi no pude dormir, el niño al que me había topado en el teatro, me había dejado una sensación rara en el pecho. Al día siguiente en la oficina de policía llego una señora pidiendo ayuda ya que su padre había desaparecido la noche anterior, recabamos todos los datos necesarios para iniciar la búsqueda.

Toda esa semana se estuvo buscando a varias personas reportadas como desaparecidas pero no logramos encontrar nada. Casi llegando al fin de semana nuevamente, mi hija había visto en un cartel en la escuela sobre un anuncio del show del ventrílocuo con el que había quedado fascinada la ocasión anterior, me rogó que fuéramos y fráncamente ella es mi todo.

Fuimos al teatro nuevamente y el ventrílocuo salió al escenario, vestido completamente de negro y con las luces únicamente alumbrando la maleta, sacó el muñeco para la función, sin embargo esta vez había algo diferente.

Todos exhalaron un "¡Ooohh!", cuando vieron a un muñeco de aproximadamente un metro y treinta centímetros, era la altura de un niño promedio de 9 años de edad. El público aplaudía cada frase, cada chiste contado por aquel personaje que se hacía llamar Edgar.

Yo lo observaba, entonces mi mente se echo a volar y todo a mi alrededor se puso en silencio, solo estábamos él y yo. Aquel muñeco tenía un rostro arrugado, unos ojos sumamente vidriosos como si estuvieran a punto de llorar, sus manos estaban grises, tenia unos zapatos viejos empolvados y su ropa parecía días sin lavar.

Un escalofrío recorrió mi cuerpo y entonces las luces se encendieron y el hombre con su muñeco habían desaparecido. Salíamos del teatro cuando de pronto nos topamos con los padres de mi esposa, comenzaron a charlar y yo regresé al teatro para ir al baño.

Cuando salí del baño volví la mirada hacia atrás y recordé aquel pasillo por el que el niño al que me había topado se desvaneció con su padre. Por impulso, comencé a caminar por ese pasillo. Se sentía frío, más de lo habitual, una lámpara vieja hacía cortos, se apagaba y se encendía de nuevo en repetidas ocasiones.

Pasillo del teatro, se sentía más frío de lo normal
Pasillo del teatro, se sentía más frío de lo normal

Las paredes estaban heladas, podría jurar que tenían trozos de hielo por el suelo. Cuando había caminado unos 15 metros, escuché una voz que decía: "Lo hiciste bien, te has ganado nueva ropa y unos buenos zapatos pero no le digas a nadie, ya no pidas ayuda..." 

Aquella voz se me hizo familiar, era la del hombre agradecido por encontrar a su hijo en el teatro, entonces me acerqué más y por una rendija pude observar una vela cerca de un espejo agrietado, estaba oscuro y un olor extraño emanaba de aquel vestidor.

La puerta estaba entre abierta y decidí empujarla un poco más. Mi corazón comenzaba a latir más a prisa, avancé con pasos silenciosos, la puerta crujía pero no percibí movimientos.

Entre por completo a aquel cuarto frío y oscuro. Mi vista comenzaba a distinguir más cosas, lo primero que vi fue espeluznante, en un frasco se encontraba una lengua pequeña con cubos de hielo al rededor, debajo del espejo pude identificar la maleta abierta del ventrílocuo.

Dentro de la maleta vi ropa y zapatos de niño sucios, entonces escuché unos balbuceos, me acerqué a una cortina que estaba a mi costado, la deslicé lentamente y acto seguido vomité...

El hombre con rostro amable, me miró con unos ojos desquiciados, una sonrisa macabra y en sus manos una aguja con alambre con los que estaba uniendo las partes de un niño desmembrado...

El ventrílocuo, una historia basada en hechos reales
El ventrílocuo, una historia basada en hechos reales

HISTORIA BASADA EN HECHOS REALES

Temas

Comentarios