Secciones
Influencers

El trío poderoso está de regreso

por La Verdad

Ángel Balán/Periodista de La Verdad  @ BalanHerrera Como la mayoría de nosotros hemos visto tan sólo en la última semana, Kate del Castillo se ha vuelto nuevamente el centro de atención, reapareció con su estandarte de revolucionaria mediática y de mujer fuerte como la vemos desde el 2012 cuando se aventó de enemiga a la ‘Gaviota’ y como permaneció durante el 2016 con la serie ‘Ingobernable’. ‘Cuando conocí al Chapo’, nuevo éxito del trío Netflix, el narco y Kate, es un documental de tres capítulos que narran cómo vive del Castillo su encuentro con el entonces hombre más buscado del planeta. Es verdad no muestra nada nuevo, todo lo podemos encontrar en las redes sociales y plataformas digitales con tan sólo googlearlo, el punto del éxito fue la forma de contarlo, usaron el sentimentalismo y lo acomodaron, así como ‘peladito y en la boca’. Estamos a nada de entrar en época electoral, este tipo de documentales reavivan la llama de la gente que se siente identificada de alguna u otra manera con los sucesos y cómo el país está pasando por una decadencia, el ver y recordarnos nuestras tragedias cronológicamente, nos dejamos llevar. Las últimas series que se han lanzado parecen sacados de una campaña de oposición... pero venden. Nuevamente podemos ver titulares con los detalles del ‘Caso Kate’ que se “revelan” otra vez. No es mala la serie, me emociona pensar que un día antes de que Sean Penn, por medio de sus abogados, hiciera responsable de lo que le pudiera suceder a la plataforma de streaming más importante de la última década, tuitié “No quisiera ser Sean Penn en este momento”. El acto legal confirmó mis presentimientos de que no soy el único que cree que Kate se lavó las manos así como Pilatos y le pasó la bolita de la culpa de la aprensión del capo al cineasta. Tampoco es que Sean sea la mejor persona del mundo, el hecho de que haya apoyado causas en eventos desafortunados en el mundo no cambia el hecho de que los usó para rehabilitar de alguna forma su ya decadente imagen pública, les recuerdo que Porfirio Díaz apoyó al país y Emiliano Zapata mató por su pueblo. Finalmente no olvidemos que el Chapo no es un héroe, traficó con personas y drogas y su cártel aún lo hace, no es una figura de la cual una personas con valores quiera aspirar a ser, solo espero recuerden esto al momento de ver la serie y, en el caso de no haberla visto y si ya lo hiciste usa tu criterio y no te dejes llevar por lo que los demás dicen, incluso si lo lees en internet. Casi puedo asegurar que será un éxito la segunda parte de Ingobernable, próxima a estrenarse, de hecho la plataforma de streaming ha servido para poder denunciar diversos casos que en la televisión abierta jamás se tratarían, como por ejemplo Club de Cuervos 3 que retoma el tema de las elecciones y el manejo injusto de los futbolistas como mercancía, pero esa es otra historia...

Comentarios

Te puede interesar