Secciones
El llamado del COVID-19 (Primera Parte)
Influencers

El llamado del COVID-19 (Primera Parte)

Columna: En honor a la verdad

por juankant

El llamado del COVID-19 (Primera Parte)

El llamado del COVID-19 (Primera Parte)

EN HONOR A LA VERDAD

Por Juan Kant

juankant4@gmail.com

Ya está aquí entre nosotros, en este aún maravilloso lugar, Cancún, aquí nos está tocando recibir a COVID-19, a otros les tocó en China, Italia, España, Francia, en el lugar que sea, apareció y parece que más allá del miedo, las estadísticas, la sana distancia y la polarización política, nos trae un mensaje con el que nos está tratando de decir algo trascendental, muy trascendental, aunque muchos prefieran mantenerse atascados en el lodo de sus codicias, animadversiones personales y privilegios, en sus frágiles tronos de egoísmo, egolatría y vanidad.

El tema del COVID-19 tienes varias vertientes: hay quienes se enfocan en la enfermedad, otros en la forma en que los gobiernos están respondiendo y otros en los significados que el microorganismo nos está estampando en la cara, como llamados a la humanidad hacia una nueva forma de organizarse, de convivir y vivir en unidad; sobre esto, el llamado del COVID-19, versará una serie de colaboraciones aquí en La Verdad que estaremos compartiendo con ustedes.

En esta primera entrega quiero compartir con ustedes unos párrafos de un texto que me llegó por WhatsApp, sin firma, de un número que no está en mis contactos pero que precisamente toca este tema, como un reconocimiento a la comunicación global que por primera vez en la historia de la humanidad, por el COVID-19, se está dando en tiempo real, más allá de los medios de comunicación formales y de la información oficial:

“... algo invisible llegó y puso todo en su lugar. De repente la gasolina bajó, la contaminación bajó, las personas pasaron a tener más tiempo, tanto tiempo que no saben qué hacer con el, los papás están con los hijos en familia, el trabajo dejo de ser prioridad, los viajes y la vida social también.  

“De repente, silenciosamente, vemos dentro de nosotros mismos y entendemos el valor de la palabra solidaridad, amor, fuerza, empatía y fe. En un instante nos dimos cuenta que estamos todos en el mismo barco, ricos y pobres, que los estantes del supermercado están vacíos y los hospitales llenos y que el dinero y los seguros médicos ya no tienen importancia, por que los hospitales privados son los primeros a cerrar.  

“Bastaron 6 días para que el universo estableciera la igualdad social que se decía ser imposible. El miedo invadió a todos.

Te puede interesar: ¿En qué afecta el dólar a la economía?

“Que por lo menos esto sirva para darnos cuenta de la vulnerabilidad del ser humano. Que sabia la naturaleza, que al ver lo que fuimos haciendo de ella, decidió por propia mano limpiar el desorden hecho por nosotros mismos.

“No somos dioses, no somos reyes, no tenemos el poder y el control de todo. Somos parte de un todo, una parte frágil, quebrantable y vulnerable. Parte de un todo al que quisimos dominar & que hoy nos dice: Detente, respira, respeta.
Vuelve a lo básico, a lo esencial, que la paz de tu alma te guíe hacia lo que eres: LUZ.”

En Honor a La Verdad el COVID-19 ha hecho tambalear los valores del individualismo, de la vida rápida, del trabajo que esclaviza, del salario, las ganancias y acciones bursátiles con las que se reparte el valor de lo producido, del rechazo a la higiene y a la naturaleza como forma de modernidad, nos está diciendo que la pulcritud debe ser una forma de vida, que la higiene es literal, impide la suciedad en el cerebro, la vida, el alma.

La Verdad Pura: Bienvenido COVID-19, aunque nos arranques la vida y estés dejando tristeza a miles de familias, que este dolor sirva para sellar tus llamados a la humanidad. 

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Temas

Comentarios