Secciones
El consejo de la abuela Tierra: Acciones en la antesala de la Candelaria
Influencers

El consejo de la abuela Tierra: Acciones en la antesala de la Candelaria

Maritza Morales

por LaVerdad

El consejo de la abuela Tierra: Acciones en la antesala de la Candelaria

El consejo de la abuela Tierra: Acciones en la antesala de la Candelaria

Este 2 de febrero celebraremos por lo menos dos hitos interesantes, el primero será la tan anhelada “tamaliza”, financiada por los compañeros que se vieron forzados por la suerte para adoptar al tradicional muñequito de plástico blanco que se resguarda en el interior de la rosca de Reyes. Y el segundo evento será el anuncio que el Gobierno Federal hará sobre el Plan Nacional de Manejo de Residuos Sólidos, y sobre éste quisiera desmenuzar algunos ingredientes, pues de la misma forma en que los deliciosos tamales son preparados, los planes y estrategias ambientales deben equilibrarse para que todos los actores que integramos la sociedad podamos participar.
 
Primero empecemos con la palabra “residuos”, la cual erróneamente se infiere como basura y que debiera ser interpretada como aquello que queda, por ejemplo los residuos de la comilona en el Día de la Candelaria seguramente serán las enormes hojas de la planta productora de bananas, esos frutos amarillos que a mi parecer son oro puro en el desfile del gourmet frutal, hojas que cubren con destreza la masa de tamal y le transferirán su característico sabor después de un arduo proceso a baño maría. Como no podremos comérnoslas, no tendremos más remedio que tirarlas al bote, y es en este lugar donde se convertirán en basura pues si son revueltas con otros desechos como vasos, platos y cubiertos plásticos, perderán su oportunidad de ser transformadas en composta.
 
El segundo elemento hará referencia a elementos sólidos por lo que aquellos que están presentes en su estado líquido o gelatinoso no serán expresamente considerados aún. Es entendible que debemos avanzar paso a paso, pero no omito mencionar que siempre ha sido un reto solucionar la disposición final de los acuosos y oleosos restos de la cocina. ¿Quién no se ha visto ante el problema de deshacerse del aceite quemado resultante de freír los salbutes y las empanadas? ¡No vaya a verterlo al lavadero! Eso es todavía más problemático para nuestros suelos y sus aguas subterráneas.
 
 Y a todo lo anterior debemos añadir una pizca de estrategia nacional, la cual espero que por fin considere unificar en todo el país una forma de clasificar los residuos. Aunque usted no lo crea, cada estado y municipio puede elegir los colores y la forma en que los residentes debieran separarlos, situación que depende de la regulación local y que ha puesto en aprietos las estrategias educativas.
 
Regresando a la emoción de la tamaliza, vaya preparándose porque atinadamente el gobierno estatal iniciará una estrategia para reducir y paulatinamente erradicar el uso de bolsas y popotes plásticos que tras una efímera vida útil pasan a ocupar los rellenos sanitarios, en los que pueden permanecer hasta 100 años antes de degradarse por completo. 

Temas

Comentarios

Te puede interesar