Secciones
El ahorrador de tiempo
Influencers

El Ahorrador de Tiempo

Cuento Corto Lidia San Ciprián, colabora con La Verdad en la entrega de Cuentos Cortos

por Lidiasanciprián

El ahorrador de tiempo

El ahorrador de tiempo

Ana recibió el más preciado regalo de cumpleaños de la época, un aparato llamado “White Rabbit”, en español Conejo Blanco, nombre en honor al famoso Conejo Blanco de Alicia en “El País de las Maravillas”, aquel personaje con chaleco y un reloj de mano que vivía angustiado porque llegaba tarde quien sabe a donde ni a qué.

Este novedoso aparato que sustituía las funciones del reloj, además contaba con una lista de todas las actividades que un ser humano podía realizar a lo largo de su vida, marcando el tiempo adecuado para cada una, desde las más básicas como comer, dormir, ir al baño hasta enamorase, hacer el amor, practicar cualquier deporte, pagar cuentas, e inclusive consideraba situaciones problemáticas como discutir con la madre, la esposa o algún prestador de servicio.

Todas las actividades estaban contabilizadas, dando un tiempo preciso para llevarlas a cabo.

Ana creía que este nuevo aparato podría ayudarle a organizar su apresurada y desordenada vida, creía que había perdido oportunidades importantes, tanto laborales, como de relaciones por su enorme incapacidad de manejar el tiempo “White Rabbit “ tenía la opción de programarlo solicitando indicaciones para las actividades que se planearan por día por semana y por mes, e inclusive contaba con la opción de sugerir un plan completo de acción.

El plan individualizado para cada usuario dependía de la opción que se eligiera como meta principal, desde el desarrollo espiritual, deportivo, artístico, monetario hasta simplemente tener el descanso y la diversión.

Después de un par de años en que “White Rabbit” organizó la vida de Ana, apareció un misterioso hombre que ocasionó alteraciones en el bioritmo y las pulsaciones cardíacas de Ana, el aparato señaló a tiempo la alarma, pero para entonces ya era demasiado tarde

Ana se enamoró y “White Rabbit” quedó guardado en el cajón, la empresa desarrolladora “Orange” ya tuvo varios reportes de la misma falla y empiezan a trabajar en encontrar la solución al destiempo que genera un acto tan propio de los seres humanos como lo es... el amor.

Temas

  • Cuento Corto
  • Lidia San Ciprián

Comentarios

Te puede interesar