Secciones
Influencers

Dengue Político: Dengue de Jubilaciones

¡Pues vaya dengue! Ahora resulta que, ¡El ISSTEY (Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Yucatan) está quebrado! Y como diría Mr. Trump; What is new?

por LaVerdad

Por el Mosquito

Un asunto que se viene arrastrando, al menos, por dos períodos gubernamentales, le tomó al actual gobierno del estado, descubrirlo, nada más, ni nada menos que, ¡UN AÑO!

El problema inició en el gobierno de Ivonne Ortega, quien según reportes de prensa, dejó un faltante de alrededor de 600 millones de pesos, pero Rolando lo aceptó, pero, ¿por qué lo aceptó Rolando? Bueno, siendo él e Ivonne del mismo partido (PRI), seguramente ya desde la campaña habrán hablado del asunto, en inclusive, muy probablemente hasta habrán planeado cómo tapar el boquete. Al menos eso parecía, cuando Rolando nombra a Ulises Carrillo, como director del ISSTEY, en una aparente consigna de: “No te me vas, hasta que me compongas todo este desastre, que tu y tu ex jefa crearon”

Y Don Ulises, muy en su papel, apretó tuercas y cerró llaves, inclusive suspendió el gozo de prestaciones a las dependencias morosas, con el total perjuicio a los menos culpables, los trabajadores, quienes al menos en el papel, hacían puntualmente sus aportaciones al instituto.

También, según reportes de prensa, cuando Ulises Carrillo dejó la dirección del ISSTEY, a la mitad del gobierno de Rolando, ¡Voilá! Las finanzas estaban “saneadas” ¿Lo habrá creído Rolando, o lo tuvo que aceptar? Además ¿Cómo era eso posible? ¿Era Don Ulises mago o qué?

Recordemos que la magia es el arte del ilusionismo, así que aquellos “números negros” eran solo producto del ilusionismo creado por el maquillaje que les pusieron.

Pero ¿Cómo lo pudo lograr? Fácil. Doña Ivonne no le “robó” al ISSTEY, tan solo le intercambió efectivo por terrenos en Ucú, a precios de Montecristo.

O sea que ¡el ISSTEY no está “quebrado”! Sino más bien, ha sido víctima de desfalcos.

Pero ahora, ¿Cómo resolvería Rolando el problema? Bueno, de algún lado sacó para dar un abono de 100 millones, pero aún la diferencia era mucha. Y a la larga, ante sus propias tribulaciones económicas, Rolando decidió hacer lo mismo que Ivonne, ordenó que las dependencias descentralizadas dejaran de pagarle a ISSTEY, pues ya conocía el camino, y al final, el ISSTEY recibiría nuevamente tierras en dación de pago.

Seguramente confiaba en que el PRI retendría la gubernatura, y un nuevo priista heredaría “el paquetito” pero lo arreglarían “entre cuates”

Pero ¡Uh! Error de cálculo; ¡Ganó el PAN! ¿Y ahora que hacemos? ¡Prendan las alarmas! ¡Pérate, negociemos! ¡Hay que ganar tiempo!

¿Por qué al gobierno de Mauricio Vila le ha tomado un largo año, darse cuenta de la falta de liquidez? ¿No cuando te nombran encargado de un negocio, lo primero qué haces es revisar las finanzas? ¿Será que Don Ulises estaba explorando como hacer un nuevo acto de ilusionismo; ahora que es asesor del gobernador en turno?

Pero mientras se descubren si son peras o son manzanas, los que están bailando en la cuerda floja son los jubilados y los trabajadores en activo. ¿Será que el gobierno actual, sí ha pagado durante este ultimo año las aportaciones obrero patronales, o seguirán con la misma estrategia? ¿Será que acepten catafixiar su pensión por algún terrenito en el monte, a precio de Country Club? ¡Vaya dengue pensioninmobiliario!

Temas

Comentarios