Secciones
Cuentos cortos: El Big bang de Ángel. 
Influencers

Cuentos cortos: El Big bang de Ángel 

Lidia Sanciprián es escritora y columnista. Twitter: @rsanciprian2

por Lidiasanciprián

Cuentos cortos: El Big bang de Ángel. 

Cuentos cortos: El Big bang de Ángel. 

Cada gesto inicia un nuevo big bang, Ángel sólo levantó la ceja y Soledad salió a buscar el primer vuelo que la llevará al otro lado del mundo. No quería ver más la destrucción del hombre que amaba, voló, voló, voló y llegó a 7 mil kilómetros de distancia consideró que del otro lado del planeta no la volverían alcanzar los actos de Ángel.

Llevaba en la maleta los buenos recuerdos y el dolor de aquella relación. 

Amaneció y Ángel no encontró a Soledad, por primera vez se encontró solo, ya no había más puertas que tocar que la de su propia voluntad para vivir.

(Quizás te interese: Cuentos cortos: El color de las emociones)

Soledad llegó a un pueblo donde se requerían manos y corazones para rescatar niños, se dedicó en cuerpo y alma a ello, transformó su dolor en fe y logró fundar una agrupación de ayuda para niños abandonados, salvó a muchos que se encontraban en la calle.

Ángel lamentó toda su vida aquel gesto,  pero conoció la obra de Soledad y entendió que también era de él, aquel parpadeo de microsegundos desencadenó una ola del otro lado del mundo. 

Ángel comprobó cómo tenía aquel poder, un pensamiento un aleteo transformaban al universo completo, con clarividencia confirmó aquel poder, tan solo una ráfaga de amor y odio, un gesto o un chistido cambiaban la historia de nuestro propio big bang. 

El parpadeo de Ángel como una mariposa, un suspiro, un soplido suave lanzado al universo se multiplica geométrica e infinitamente en el espacio, gran conductor de nuestros encuentros y desencuentros. 

Ángel no sólo alteró su destino sino el de miles de seres vivos, perdió a Soledad, pero el mundo ganó mucho con Soledad, Ángel descubrió que ahora sólo él podría ser el origen de su creación, ese pensamiento se apoderó de él después de que conoció la obra de Soledad

Era tarde para rescatar a Soledad, pero estaba a tiempo de rescatarse a sí mismo en el aquel punto donde comienzan los Big bang de cada uno.

Temas

Comentarios