Secciones
¿Han escuchado el cliché “siempre supe a lo que quería dedicarme?
Influencers

"Cuando sea grande"

El baúl de los recuerdos por Lucía Cruz

por LuciaCruz

¿Han escuchado el cliché “siempre supe a lo que quería dedicarme?

¿Han escuchado el cliché “siempre supe a lo que quería dedicarme?

¿Han escuchado el cliché “siempre supe a lo que quería dedicarme? Pero, ¿realmente cuántos pueden decir eso? Sí, de niños siempre soñamos con la carrera idea, vamos marcando gustos que forman nuestro carácter por lo que nos gusta y lo que nos disgusta.

Cuando era muy pequeña, pero no tanto como para poder recordarlo, fui muy tímida. Casi no hablaba, detestaba ser el centro de atención y aunque salía a jugar como cualquier niño, para mí era más agradable estar con mi familia y amigos cercanos.


En la adolescencia, las situaciones de la vida provocaron que dejara atrás esa timidez, mi círculo de amigos se fue ampliando y cada vez hablaba más ante la gente sin tener miedo o pena. Era la típica que sacaba buenas calificaciones, hasta jefa de grupo era, sí esa a la que todo mundo odia porque mi trabajo consistía en acusar o evidenciar a mis amigos, pero fue ahí donde aprendí que uno debe separar la vida escolar de la personal y lo que hacía era parte de la responsabilidad que tenía.


El la prepa conocí el mundo que me ayudaría a conocer mis planes futuros, mi hermanito entró a una escuelita de futbol (debo aclarar que yo me caigo hasta por mis propios pies, así que mi coordinación y habilidades deportivas son nulas), así que era la clásica intensa gritando y peleando con el árbitro cada dos faltas. Ahí fue donde el mundo deportivo se convirtió en lo mío y el gran plus es que convivíamos y todos en familia, cada fin de semana. Así fue como me imaginé en las transmisiones deportivas del mundo, así que ahí nace mi amor por la comunicación.

Estando en mi carrera soñada, sentía que vivía en un sueño con todo lo que aprendía y con todo lo que podría hacer con ese conocimiento. Meses después, sin siquiera imaginarlo tuve la oportunidad de ir a un casting escolar, para un programa deportivo…

Siendo sincera no pensaba asistir, pero mis familiares y compañeros me motivaron, así que fui y quedé. Por un año y tres meses, tuve la fortuna de hacer lo que más amaba y a la vez, hacer mis prácticas profesionales con un equipo deportivo que me permitió ser parte del deporte en México, por casi tres años… obviamente, sin dejar la escuela.


Ahora, a un año y medio de egresada, me dedico a algo que nunca imaginé, pero en lo que creo que igual puedo seguir creciendo, como todo en la vida, creo que siempre podemos mejorar. Y principalmente, aunque suene trillado creo fielmente en la Ley de la atracción, además, que todo lo que te propongas, es posible.

Temas

Comentarios

Te puede interesar