Secciones
Columna: Paráfrasis. Culpable por falta de pruebas
Influencers

Columna: Paráfrasis. Culpable por falta de pruebas

LA NETA.- Sin duda alguna, lo que está sucediendo en México es la politización de la emergencia, es decir que los diferentes grupos de poder, están tratando de posicionar sus argumentos en pro o en contra de lo que está pasando.

por Santiago Alamilla Bazan

Columna: Paráfrasis. Culpable por falta de pruebas

Columna: Paráfrasis. Culpable por falta de pruebas

Todas las noches en punto de las siete desde que inició el problema del coronavirus, hemos atestiguado las explicaciones oficiales de un grupo de médicos que hacen hasta lo imposible para  respaldar las acciones y declaraciones que al respecto de la pandemia hace diariamente el presidente de la República.

No es un problema menor, hemos escuchado al responsable nacional de la atención del Covid-19, el Dr. López Gatell, cantinflear expresando ideas y medias verdades, en algunas ocasiones ilógicas al respecto de la forma en la que se está atendiendo la problemática, tratando de justificar el por qué México está llevando el liderazgo en América latina al respecto del cómo se está atendiendo la plaga, de una manera diferente al resto del mundo.

Sin duda alguna, lo que está sucediendo en México es la politización de la emergencia, es decir que los diferentes grupos de poder, están tratando de posicionar sus argumentos en pro o en contra de lo que está pasando, y como siempre el más perjudicado en este periplo es el pueblo mexicano.

Esto sucede porque los vacíos de poder no existen, siempre son ocupados por alguien, que en este caso al ser una emergencia mundial y por ende nacional, la voz cantante debiera estar liderada por quien tiene la obligación y la facultad de hacerlo, es decir el gobierno federal; sin embargo dado que esto no sucede debido a que  diariamente se expresan datos oficiales que no son verídicos, o al menos en la percepción de la gente no lo son, la desconfianza reina y el resultado lo tenemos a la vista: Los gobiernos estatales y en algunos casos hasta municipales están tomando las acciones que creen que mejor les va a resultar para atender la situación.

Algunos municipios totalmente anticonstitucionalmente incluso han determinado “toque de queda” y otros han cerrado sus accesos impidiendo que transiten por sus territorios personas que no sean residentes.

En resumen cada quien está haciendo lo que se le da la gana, y esto es entendible cuando quien tiene la jefatura del estado, es decir quien debe representar la unidad en estos casos, se la pasa confrontándose cada mañana con quien no piensa como él y de manera provocativa continua haciendo mítines y actos multitudinarios que solamente confunden a nuestros paisanos.

Dice el dicho popular que no hay peor ciego que el que no quiere ver, la máxima autoridad mundial en la salud ha señalado que es necesario hacer pruebas para poder saber de que tamaño es el problema que se enfrenta; si bien no existe tratamiento hasta el momento para evitar esta enfermedad, lo que se persigue como salud pública es que el nivel de contagio permita que el sistema nacional de salud tenga la capacidad para poder atender de manera adecuada principalmente a aquellos que presentan una mayor vulnerabilidad, es decir quienes tienen mayor riesgo de morir si esta enfermedad llega a alcanzarles.

La realidad es que, según datos de la OMS y la Universidad de Oxford, México ocupa el ultimo lugar de entre 63 países en cuanto al número de pruebas por millón de habitantes había realizado hasta el 19 de marzo, incluso Vietnam, Costa Rica, Panamá y Colombia han atendido de mejor manera la indicación para realizar el mayor número posible de exámenes para poder tomar medidas que conlleven a un mejor control para evitar contagios.

México ha elegido no hacer pruebas, mientras menos pruebas realice menos casos confirmados tendrá, lo cual dificulta el dimensionamiento adecuado para determinar de que tamaño es el tigre que nos toca enfrentar, y aunque a nivel mundial el 93 por ciento de los casos no requiere ni hospitalización, también es un hecho que más de cuatro personas de cada cien infectados mueren.

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Esta emergencia sanitaria se ha convertido en una radiografía que ha desnudado de manera brutal las incapacidades de quienes gobiernan ya que han pasado del campo científico a la arena política sin hacer conciencia que cada persona que llegue a fallecer, pudiéndose haber evitado su contagio, será sin duda en gran medida resultado de los desatinos y la falta de acción.

Infórmate de las noticias de Yucatán dando click aquí

De nada sirve engañarnos a nosotros mismos al pensar que por alguna razón esotérica nuestra raza puede resistir calamidades, a fin de cuentas debemos recordar que la derrota de los pueblos originales se debió a las enfermedades que trajeron los europeos, más que por los cañones o los mosquetes.

Temas

Comentarios