Secciones
Columna: Conjeturas. La Constitución con más de 800 reformas y contrarreformas
Influencers

Columna: Conjeturas. La Constitución con más de 800 reformas y contrarreformas

La Constitución, por difícil que sea su reforma, es continuamente renovada para ponerla de acuerdo con las necesidades del tiempo.

por Álvaro Cepeda Neri

Columna: Conjeturas. La Constitución con más de 800 reformas y contrarreformas

Columna: Conjeturas. La Constitución con más de 800 reformas y contrarreformas

I. Todos los que fueron presidentes, sobre todo, desde Venustiano Carranza –quien la promulgó–, no han dejado de meterle mano a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, promulgada en 1917, reformandola para hacerla consecuente con el transcurso del tiempo.

Sobre todo, contrarreformándola en sus fines económicos hasta volverla un voluminoso texto al que ahora mismo Andrés Manuel López Obrador y su Congreso de la nueva centralización, quieren agregarle sus programas de bienestar, con la mira de que se establezcan como principios constitucionales para su validez.

Es decir, legalidad, acompañada de legitimidad, para que permanezcan vigentes hasta que la ideología de otro presidente que arrase hasta para dominar a diputados y senadores, modifique esos principios.

A esa Constitución con más de 800 cambios es a la que festejaron, en su sede histórica, López Obrador, gobernadores e invitados al recuerdo del acontecimiento del 5 de febrero 1917-2020.

II. A mi parecer, nadie ha fundamentado tan metódicamente los cambios constitucionales como Hans Kelsen en su rigurosa: Teoría General del Estado, donde dice: “la Constitución, por difícil que sea su reforma, es continuamente renovada para ponerla de acuerdo con las necesidades del tiempo”.

Esto en los regímenes más o menos democráticos; porque, en las autocracias y autoritarismos sufre el documento principal de un orden jurídico, contrarreformas económicas y políticas.

El caso es que la nuestra ha estado siempre bajo la presión de los presidentes autoritarios –de Carranza a López Obrador–, quienes han buscado implantarle sus intereses personales y de grupo-partidario desde el PNR-PRM-PRI al PAN, los dos partidos que han controlado a los tres poderes.

Así que de esta manera tenemos una Constitución histórica reformada y contrarreforma en sus 136 Artículos, cada uno de páginas y páginas, hasta tener una Constitución “obesa” que reglamenta a todo el orden jurídico positivo y escrito que debe normar la conducta individual y colectiva de los mexicanos como ciudadanos, y la de los funcionarios.

III. En ella, por cierto, no existe el nuevo lema del lopezobradorismo: “gobierno federal” ni el activo centralismo que riñe con lo de Estado Federal y el Federalismo, ya que López Obrador y Morena, con aliados y cómplices, están ganando terreno para que el Estado Federal se convierta en Estado Unitario.

Valga la metáfora de que “las riendas” de los tres poderes las controlan desde Palacio Nacional, por quien a veces actúa como Hidalgo o Morelos; luego como Juárez, como Madero o cómo Cárdenas.

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

El caso es que con las actuaciones del presidencialismo, la Nación vive entre aplausos y críticas una constante crisis política-evangelista (el Estado laico se cuestiona), combatiendo a cierta corrupción del pasado sexenal y malestares sociales en un clima de inseguridad.

Infórmate de las noticias de Yucatán dando click aquí

Así es como nuestro documento principal, la Constitución, ha sido homenajeada, como un recuerdo histórico de la Revolución de 1910 que combatió lo que ahora vemos renacer con sus más de 800 reformas y contrarreformas.

Temas

Comentarios