Secciones
Columna: Conjeturas. En lugar de mano dura moralizar al país
Influencers

Columna: Conjeturas. En lugar de mano dura moralizar al país

LA NETA.- Y los delincuentes se están aprovechando de ese clima de tolerancia máxima para asaltar, asesinar y secuestrar, sembrando un estado de guerra interna donde el pueblo es la víctima.

 

por Álvaro Cepeda Neri

Columna: Conjeturas. En lugar de mano dura moralizar al país

Columna: Conjeturas. En lugar de mano dura moralizar al país

I. Se ha radicalizado la violencia de homicidios, feminicidios, secuestros, asaltos, con un largo etcétera, y el presidente de la todavía República, poco democrática y más populista, insiste en su mesianismo religioso.

Asegura que hay que “moralizar” al país.

Pero por ningún motivo indica que hay que utilizar la “mano dura”. Es así que hizo un llamado a los criminales para que se “porten bien”; aunque prevalezca en el ambiente federal estatal y municipal toda clase de delitos.

Esos delitos que se enseñorean sobre todo en la capital del país, donde doña Claudia Sheinbaum Pardo ya demostró que como delegada de Tlalpan que fue, y ahora como jefa de gobierno, no tiene capacidad política ni económica ni social para enfrentar los problemas que encabezan los feminicidios, debido al machismo tradicional al que no le importan las sanciones.

Pero, los funcionarios del lópezobradorismo que ya no tienen a quien culpar, se escudan en seguir señalando al “neoliberalismo” y no hablan abiertamente del neocapitalismo estadounidense.

II. El caso es que ante los conflictos delincuenciales, la Guardia Nacional y los diferentes cuerpos policiacos apenas si intervienen, con el resultado de que la barbarie ya se apoderó de la Nación.

Y claramente esos criminales se burlan del mesianismo que se hospeda en Palacio Nacional.

¿Moralizar al país? El evangelismo religioso de Andrés Manuel López Obrador –que puede justificarse para las tareas encaminadas a los fines de las iglesias– no engrana con el trabajo político, como ha sido demostrado fehacientemente desde la antigüedad (Mireia Movellán y Luis García: El nacimiento de la democracia; editorial Grados, en su colección: Grecia y Roma.-2018).

Profetas y demás (Paul Poupard: Diccionario de las religiones; editorial Herder), esos llamados por auténticos profetas, apenas si lograron influir en las conductas humanas y esa tarea sigue para entonces sí moralizar.

No prosperaron, en cambio, para sociedades políticas ni cuando ellos existieron; mucho menos cuando las naturalezas humanas han de estar advertidas de las consecuencias jurídicas (penales, civiles, etc.), por su comportamiento público y privado.

III. Tras el matriarcado, irrumpió y permanece el patriarcado; llevado a su extremo a través del machismo, que en muchísimos casos y a pesar de las sanciones (desde las guerras a sus manifestaciones sociales), se impone por la fuerza, generando dramas que llegan a la barbarie.

López Obrador ha estado actuando más como evangelizador que como un político.

Y entonces tenemos un aumento considerable de las violencias que ya desesperaron a la mayoría de los mexicanos. Hay mano dura contra los migrantes por presión de Trump.

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Fuera de eso, se aplica la manga ancha o se insiste en el “amor y paz”; lo que ya dejó como resultado que el año 2019 –el primero del lopezobradorismo– fue el más sangriento en toda clase de delitos.

Infórmate de las noticias de Yucatán dando click aquí

Y los delincuentes se están aprovechando de ese clima de tolerancia máxima para asaltar, asesinar y secuestrar, sembrando un estado de guerra interna donde el pueblo es la víctima.

Temas

Comentarios