Secciones
Columna: Calidad de vida. Tiempos de Sabías Reflexiones
Influencers

Columna: Calidad de vida. Tiempos de Sabías Reflexiones

LA NETA.- En cada actuar sin ninguna duda vamos a tener un resultado, dependerá de nuestra sabiduría y sensatez que dichas consecuencias puedan costarnos nuestra vida.

por Damaris Torres

Columna: Calidad de vida. Tiempos de Sabías Reflexiones

Columna: Calidad de vida. Tiempos de Sabías Reflexiones

Hoy somos parte de esta historia como lo fue mi bisabuela sobreviviente de la gripe española conocida como influenza española. Ahora comprendo por qué era tan cuidadosa de recibir visitas en casa si estaban resfriadas, también recuerdo cuando siempre que escuchaba un estornudo decía, qué mala educación, cúbrete la boca.

En fin, un virus tiene de cabeza al mundo.

Acaso hemos pensado que ya son muchas cosas juntas, muy a pesar de los grandes logros científicos.

Los virus, hongos y bacterias son el producto de un hábitat contaminado, los seres humanos no hemos cuidado nuestro planeta.

Somos los principales depredadores de lo que forma parte de nuestra vida, nuestro medio ambiente, nuestra flora, fauna, algo tan imprescindible como lo es el agua, no debería sorprendernos que algo tenía que suceder.

¿Si reaccionara el océano? Hace mucho rato que no pudiéramos ingerir ninguno de sus frutos, si reaccionaran las plantas, ya no darían sus apreciados alimentos  y aunque nos ha costado entenderlo, somos dependientes de un ciclo vital, esa interacción que hemos sostenido con nuestro hábitat nos mantiene vivos y no lo estamos valorando.

Ciertamente está escrito proféticamente que habrían pestes en un lugar tras otros y calamidades, pero todo ha sido la consecuencia de un mal proceder.

Nada ocurre por casualidad, lo que está predicho, sin ninguna duda se cumplirá, pero, podemos quedar excluidos de responsabilidades si somos sensatos y observamos las leyes espirituales, naturales y las leyes de las autoridades encargadas de cuidar la salud.

La toma de conciencia implica el interés por los otros, eso es amor al prójimo.

Nos cuesta tanto demostrarnos auténtico afecto que jamás pensaremos que por una imprudencia se puede desencadenar todo un proceso que puede costar hasta nuestra propia vida.

Es así como hemos visto y leído sobre una sociedad de humanos altamente tecnificados pero muy  básicos a la hora de obedecer.

La desobediencia seguirá cobrando accidentes de todo tipo, por ende vidas, animal, vegetal, humanas.

Por un acto de desobediencia la primera pareja perdió el derecho a vivir en condiciones perfectas y con ello, dieron pie al caos que hoy vivimos desde las pestes más inverosímiles hasta las enfermedades de las cuales aún se desconoce la causa  y por lo tanto la posible cura, lo que sí es una cruda realidad es que estamos amenazados no por la muerte natural, esa que se aproxima ya después de los 70 u 80.

Cuidarnos es algo imprescindible, es obligado, pero obedecer parece ser que es primordial, si obedecemos las leyes espirituales y las leyes naturales, seremos capaces de ser más responsables, más sensatos incluso más coherentes, lógicos y realistas, seremos incluso capaces de aceptar que nuestra desobediencia nos está costando la vida.

Alimentarnos es un deber más que un deber un derecho... Cómo lo estamos haciendo?

Tomar agua es obligado... Estamos conscientes de la calidad del agua que tomamos?

Síguenos en Instagram y entérate de las noticias trend de la semana

Actuar es algo innato... Estamos seriamente convencidos de estarlo haciendo de forma correcta.

Infórmate de las noticias de Yucatán dando click aquí

En cada actuar sin ninguna duda vamos a tener un resultado, dependerá de nuestra sabiduría y sensatez que dichas consecuencias puedan costarnos nuestra vida.

Temas

Comentarios