Secciones
Caducidad y prescripción de un delito
Influencers

Caducidad y prescripción de un delito

Columna Hablemos Derecho de la Dra. Dileri Olmedo, directora del Instituto Pericial Judicial en Cancún, Quintana Roo 

 

por Dra. DileriOlmedo

 

Antes que nada mencionemos que es la prescripción y la caducidad, la prescripción es lo que implica la cesación de la potestad punitiva del Estado, al transcurrir un tiempo determinado, en virtud de que el Estado abdica su potestad punitiva, esto por la razón de que el tiempo anula el interés represivo, dificulta que se adquieran pruebas con respecto a la realización del suceso delictivo y apaga la alarma social. En palabras simplificadas quiere decir que se extingue la acción penal y con ello las sanciones que se pudiesen generar.  

La caducidad es la institución por la cual un derecho se extingue o en otras palabras muere a consecuencia del transcurso del tiempo. Para este caso son necesarios los códigos procesales, señalando tan sólo términos en la que la instancia caduca, en otras palabras; en que se extingue el proceso por la inactividad de las partes durante tiempo determinado.

Debemos recordar que el tiempo empieza a transcurrir a partir del momento en que se consumó el delito, esto de acuerdo a nuestro Código Penal Federal en el artículo 102 Fracción II, y de acuerdo al artículo 103 podemos mencionar lo siguiente; “Los plazos para la prescripción de las sanciones serán igualmente continuos y correrán desde el día siguiente a aquel en que el condenado se sustraiga a la acción de la justicia, si las sanciones son privativas o restrictivas de la libertad, y si no lo son, desde la fecha de la sentencia ejecutoria”

Para evitar que un delito prescriba se puede interrumpir la acción penal y el efecto o la consecuencia es que se pierda todo el tiempo que haya transcurrido, sin embargo, esté empieza a correr de nuevo. El hecho que ocasiona la interrupción está constituido por las actuaciones que se practiquen durante la averiguación del delito y delincuentes, siempre y cuando estos no dejen de practicarse, ya que el plazo comienza a correr de nuevo desde el día siguiente en que se hizo la última diligencia.

Si ya pasó un tiempo superior a la mitad del plazo de la pena a cumplir, lo único que puede interrumpir la prescripción es el arresto del inculpado.

Cabe mencionar que la caducidad y la prescripción están ligadas ya que ambas generan la extinción de derechos y de acciones por el simple transcurso del tiempo y también les queremos hacer mención de que en el Instituto Pericial Judicial estamos a sus órdenes para brindarles asesoría y apoyo a cualquiera que lo necesite.

Un dato muy importante es que de acuerdo al artículo 101 del Código Penal Federal, “los plazos para la prescripción se duplicarán respecto de quienes se encuentren fuera del territorio nacional, si por esta circunstancia no es posible integrar una averiguación previa, concluir un proceso o ejecutar una sanción.” Esto quiere decir que el tiempo para que ocurra la prescripción del delito cometido se duplica, dando oportunidad a que se genere una investigación.

Temas

Comentarios