Secciones
CUENTOS CORTOS: La mujer de mi vida
Influencers

CUENTOS CORTOS: La mujer de mi vida

Disfruta este cuento corto de Lidia Sanciprián 

por Lidia Sanciprián

CUENTOS CORTOS: La mujer de mi vida

CUENTOS CORTOS: La mujer de mi vida

Era un hombre de una sola mujer como quedan pocos, su vida era tan simple y tan sencilla que se convertía en extraordinaria, hasta aquella mañana que tomó el vuelo de París a Marruecos

Como siempre elegía sentarse en la ventana para que el cielo fuera su acompañante y consejero, el asiento de al lado iba vacío y en la esquina una mujer que no llegaba a los 30 años. La mitad del vuelo no hablaron y Erik ni siquiera la volteó a ver, ella se llamaba Aba y era de Sudán

Aba le ofreció una goma de mascar y se rompió el hielo en poco tiempo resumieron sus vidas. Erik un hombre casado hacía 20 años y a su vez 20 años mayor que Aba, ella una africana que viajaba con frecuencia a París por cuestiones de trabajo

Él se casó para toda la vida con la mujer de su vida, le fue fiel hasta aquel día  en que sin tocar a Aba ya la había besado.

Fue un encuentro inesperado  que no tenía ninguna esperanza de vida, sin futuro pero a Erik le regreso la vida que no tenía y no sabía

También despertó en él al cazador primitivo que no tiene mayor compromiso en la vida que atrapar a la siguiente presa

Se preguntaba si sería posible que a su edad y condición pudiera atraer a una joven color chocolate y de ojos verdes

El vuelo aterrizó y para entonces ya había hecho el amor y no había vuelta atrás, él se llevó su teléfono en la solapa y ella los chicles que quedaban como confidentes de aquel encuentro

En su siguiente viaje a París, Aba le llamó a Erik, ambos sabían desde el primer día que no tenían futuro pero sí muchos presentes y con ellos se fueron viviendo

Aba le donó la fuerzan a aquel hombre extraordinario de volverse ordinario, se relajó y pudo dejar un matrimonio que ya no funcionaba.

Las dos relaciones terminaron, Erik aprendió a los 47 años a vivir solo, de su matrimonio conservó a sus hijos y de Aba la esperanza.

Sigue buscando a la siguiente mujer de su vida, tiene la certeza de que la encontrará aunque no sabe por cuánto tiempo ocupará el puesto de “La Mujer de su vida“.

Temas

Comentarios

Te puede interesar