Secciones
¡Basta! Deja de robar mi trabajo…
Influencers

¡Basta! Deja de robar mi trabajo…

El Baúl de los Recuerdos por Lucía Cruz.

por LuciaCruz

¡Basta! Deja de robar mi trabajo…

¡Basta! Deja de robar mi trabajo…

Un día de la semana, de esos que tengo la fortuna de gozar los placeres del transporte público, abordo uno y nos encaminamos a una nueva aventura con rumbo a casa. De lo que uno se entera en estos colectivos.

Siempre he dicho que hay gente que nació con muchas cualidades y virtudes, pero la discreción no es una de ellas, así como respetar la privacidad tampoco es parte de otras… y cuando estas se juntaron, nació la columna de este día.

Todo empezó cuando dos jóvenes que salían de la escuela se subieron al transporte, el relajo de los ‘preparatorianos’ es algo que no se oculta, así que traían su alboroto. Todo cambió cuando tocaron el tema de las tareas y de los trabajos en equipo.

Estaban comentando (a muy alto nivel), que les tocó trabajar en equipo, donde ellos argumentan hicieron todo y los demás sólo llegaron a poner su nombre en la portada… comentaban que les daba coraje, porque a sus compañeros les regalaron la calificación.

En eso, al otro lado del transporte, comenzó una historia similar… dos chicas que salían del trabajo, al escuchar la historia que los jóvenes del trabajo en equipo venían comentando que eso les sonaba a “tu tío”.

Aseguraban que en su lugar de trabajo existía una persona que nunca trabaja, pero que es el primero en colgarse el crédito del trabajo y que cuando le piden algo, nunca tiene tiempo porque casi, casi, se encuentra salvando la empresa.

Vinieron tantas situaciones a mi mente, para cuando se bajaron y todo quedó en un volumen más usual, puse en orden mis ideas. En primera, que me había aventado casi todo el trayecto escuchando la historia de ambas parejas (una disculpa por la indiscreción).

En segunda, que si bien los compañeros de la pareja en la primera historia no hicieron bien al sólo poner su nombre en la portada, tampoco debieron permitir que lo hicieran si no trabajaron… pero, ¡benditos trabajos en equipo que nos preparan para el futuro!

Tercero, en la segunda historia, creo que nadie puede robarle el trabajo a nadie, aunque la realidad sea que esto sí pasa. Sin embargo, ¡relájense! Al final el trabajo siempre habla por uno, tarde o temprano, la verdad y el talento de cada uno siempre encuentra la manera de salir a la luz… eso sí, nunca dejen de ver por lo que consideran justo.

- Twitter e Instagram: @lucruzc

Temas

  • Columna
  • El Baúl de los Recuerdos

Comentarios

Te puede interesar