Secciones
¡También vacúnalos!
Influencers

¡También vacúnalos!

Memorias compartidas Cynthia GilCas

por Cynthia GilCas

¡También vacúnalos!

¡También vacúnalos!

Pareciera una situación con la que muchos bromeamos al platicar, pero más allá de un chiste, debería ser causa de preocupación que muchos padres de familia hacen largas y largas filas a la hora de anunciarse alguna campaña de vacunación para las MASCOTAS, y no es que no quiera a los animales, pues en realidad tengo a Vale mi perro y a Sinamo mi gatito, pero si causa algo de curiosidad porque llevamos a las mascotas puntualmente haciendo horas la fila y muchos padres no llevan a vacunar a su hijo. Y una de los contagios por no aplicarse las vacunas es por ejemplo el sarampión.

El sarampión es una enfermedad muy contagiosa y grave causada por un virus. Antes de que la vacuna se introdujera en 1963 y se generalizara su uso, cada 2-3 años se registraban importantes epidemias de sarampión que llegaban a causar cerca de 2,6 millones de muertes al año.

A nivel mundial sigue siendo una de las principales causas de muerte en niños pequeños, a pesar de que existe una vacuna segura y eficaz. Se calcula que en 2016 murieron 89 780 personas por esta causa, la mayoría de ellas menores de 5 años.

El sarampión es causado por un virus de la familia de los paramixovirus y normalmente se suele transmitir a través del contacto directo y del aire. El virus infecta el tracto respiratorio y se extiende al resto del organismo.

Se trata de una enfermedad humana que no afecta a los animales.

 La intensificación de las actividades de vacunación ha influido de forma decisiva en la reducción de las muertes por sarampión. Se estima que entre 2000 y 2016 la vacuna contra el sarampión evitó 20,4 millones de muertes. A nivel mundial, las defunciones por sarampión han descendido un 84%, pasando de 550 100 en 20001a 89 780 en 2016.

La mejor protección contra el sarampión para los niños, es la vacuna triple viral (que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis); para adolescentes y adultos la doble viral (sarampión y rubéola), según el Programa Universal de Vacunación.

Si estás seguro de que ya padeciste sarampión durante tu infancia o adolescencia, no es necesario vacunarte.

Temas

Comentarios

Te puede interesar