Secciones
Destrucción de armas que pueden servir para combatir el hampa.
Foco Rojo

Sedena destruye armas, mientras miles de policías carecen de ellas

Resulta contradictorio que mientras decenas de municipios no tengan policías, armas ni recursos para adquirlas, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), las destruya, pudiéndose ser utilizadas del lado de la ley.

por La Verdad

Destrucción de armas que pueden servir para combatir el hampa.

Destrucción de armas que pueden servir para combatir el hampa.

 

 

 

La delincuencia organizada va ganando la carrera en materia de inseguridad toda vez que el inmenso arsenal que se les decomisa, en lugar de ser dotado a policías municipales u otras fuerzas policiacas que carecen de dinero para solventarlas, son destruidas por la Secretaria de la Defensa Nacional (SEDENA).

.

 

 

 

 

México enfrenta un reto contundente: de los 2,457 municipios que integran el país, alrededor de 650 carecen de fuerza municipal propia; es decir, el 4% de la población vive en un ayuntamiento que carece policías, la situación ha empeorado porque, con la creación y puesta en marcha de la Guardia Nacional, el fortalecimiento y profesionalización de estos cuerpos de seguridad –los municipales– han sido relegados.


En el país se cuenta con 339,060 elementos policiales. Con el nuevo Modelo Nacional de Policía y Justicia Cívica, en promedio, por cada 100,000 habitantes, hay 0.9 policías municipales, pero la situación no es equitativa, ya que en algunas ciudades hay suficientes, mientras que en otras hay escasez.

 

Legal reutilización

Es así que en el Senado de la República se presentó una iniciativa de que sean reutilizado dicho armamento previo registro y revisión de su estado, además de su historial delictivo.

En la exposición de motivos se precisó que: “con el objetivo de que las instituciones de seguridad de todo el país utilicen las armas decomisadas a los grupos criminales o que fueron entregadas durante campañas de desarme para ser destruidas, el senador por Movimiento Ciudadano, Samuel García Sepúlveda, presentó ante la Comisión Permanente una iniciativa para reformar el artículo 88 de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos

.

 

El legislador considera que esas armas pueden reforzar el equipamiento con que cuentan las fuerzas policiales municipales, estatales y federales.

“La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), podrá adjudicarlas de manera gratuita a la entidad federativa o el municipio que haya realizado el aseguramiento, o con quien haya colaborado en campaña, programa de desarme”, puntualizó.

Cifras preocupantes

Conforme al Instituto Nacional de Información Estadística y Geografía (INEGI), nuestro país, el 7.6 por ciento de los policías de todos los niveles han sido amenazados por el crimen organizado; mientras el 21 por ciento de los uniformados del país, no tiene un arma de fuego asignada.

La SEDENA informó que, durante 2019, fueron destruidas 19 mil 317 armas, las cuales fueron decomisadas en 28 estados del país.

Por su parte el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre enero y noviembre de 2019, el número de personas asesinadas con arma de fuego sumó los 32 mil 604.

Asimismo, la organización Small Arms Survey realizó un estudio sobre armas en el mundo, denominado estimación de los números mundiales de armas de fuego de uso civil, (Estimating global civilian-heldfirearms numbers). En el documento, calcula que en México hay alrededor de 16 millones 800 mil armas, de las cuales, 80 por ciento son ilícitas.

El Center of American Progress asegura que, en los últimos años 213 mil armas fueron transportadas desde Estados Unidos hacia territorio mexicano. Adicionalmente se estima que de las 106 mil armas de fuego recuperadas entre 2011 y 2017, el 70 por ciento fueron compradas originalmente en Estados Unidos.

 

 Datos duros

A menor población, menos policías; así, en los 34 ayuntamientos con más de 500,000 habitantes, el promedio de elementos policiacos es de 1.51; en los 146 municipios donde viven entre 100,000 y 500,000 personas hay en promedio 1.36; y en los 1,616 donde residen menos de 100,000 mexicanos se estima que el promedio es de apenas 1.21. Lo anterior puede parecer lógico, pero la cantidad de elementos debe estar determinada por la situación se inseguridad, no por la cantidad de habitantes.

El caso extremo es el que se detalla en el informe realizado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública en el que se destaca que 650 municipios del país no cuentan con algún policía (Ariel Velázquez).

 

Comentarios